Abrir menú principal

Cambios

sin resumen de edición
El 1 de mayo de 1886, 200 000 trabajadores iniciaron la huelga mientras que otros 200 000 obtenían esa conquista con la simple amenaza de paro.
 
En [[Chicago]] es muy importante, donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peores que en otras ciudades del país, las movilizaciones siguieron los días 2 y 3 de mayo. La única fábrica que trabajaba era la fábrica de maquinaria agrícola McCormick que estaba en huelga desde el 16 de febrero porque querían descontar a los obreros una cantidad de sus salarios para la construcción de una iglesia. La producción se mantenía a base de [[esquirol]]es. El día 2, la policía había disuelto violentamente una manifestación de más de 50 000 personas y el día 3 se celebraba una concentración en frente de sus puertas; cuando estaba en la tribuna el anarquista [[August Spies]], sonó la sirena de salida de un turno de rompehuelgas. Los concentrados se lanzaron sobre los ''scabs'' (amarillos) comenzando una pelea campal. Una compañía de policías, sin aviso alguno, procedió a disparar a quemarropa sobre la gente produciendo 6 muertos y varias decenas de heridos.
 
El periodista [[Adolf Fischer]], redactor del ''[[Chicagoer Arbeiter-Zeitung|Arbeiter Zeitung]]'', corrió a su periódico donde redactó una proclama (que luego se utilizaría como principal prueba acusatoria en el juicio que le llevó a la horca) imprimiendo 25 000 [[Octavilla (papel)|octavillas]]. La proclama decía:
Usuario anónimo