Abrir menú principal

Cambios

5 bytes eliminados, hace 1 mes
Hesíodo menciona que Gea concibió más descendencia con Urano. Primero, los [[Cíclopes]], gigantes de un solo ojo constructores de murallas, a los que posteriormente se les dieron nombres: [[Brontes]] (‘el que truena’), [[Estéropes]] (‘el que da el rayo’) y [[Arges]] (‘el que brilla’): «El vigor, la fuerza y los recursos presidían sus actos.» Luego añade los tres terribles hijos de cien manos de la Tierra y el Cielo, los [[Hecatónquiros]], [[Coto (mitología)|Coto]], [[Briareo]] y [[Giges]], cada uno con cincuenta cabezas.
 
Urano escondió a cíclopes y hecatónquiros en el [[Tártaro (mitología)|Tártaro]] para que no vieran la luz, regocijándose de su maldad. Esto provocaba dolor a Gea (el Tártaro era su vientre), por lo que creó un [[pedernal]] gris (o [[adamanto]]) y de éste fabricó una gran [[Hoz (herramienta)|hoz]], y reuniendo a los titanes les pidió obediencia. Solo [[Crono]], el menor, se atrevió a tomar la hoz y [[castración|castró]] a su padre cuando este se acercó a Gea para yacer con ella. De las gotas de sangre y semen Gea concibió aún a más hijos: las fuertes [[Erinias]], los [[Gigante (mitología)|Gigantes]] con armadura y las [[Melias]] ([[ninfa]]s de los [[fresno]]s).
 
Crono arrojó al mar los testículos de Urano, donde produjeron una espuma de la que nació [[Afrodita]]. Tras la castración de Urano, Gea parió a [[Equidna (mitología)|Equidna]] y [[Tifón (mitología)|Tifón]], engendrados por [[Tártaro (mitología)|Tártaro]]. De su hijo [[Ponto (mitología)|Ponto]] tuvo a las deidades marinas [[Nereo]], [[Taumante]], [[Forcis]], [[Ceto]] y [[Euribia]]. Con [[Éter (mitología)|Éter]] tuvo a [[Ergía]], la diosa de la pereza y la holgazanería.
Usuario anónimo