Abrir menú principal

Cambios

480 bytes añadidos ,  hace 3 meses
Septiembre trae diversos imprevistos para las fuerzas de invasión, como el alargamiento de las rutas de suministros y la bajada de las temperaturas. El desgaste del material y creciente cansancio de las tropas es generalizado debido a que han luchado de manera ininterrumpida desde hace 9 semanas. Las divisiones acorazadas disponen de solo un 50 % de carros operativos. Los alemanes poseen en general de buen equipo, pero inadecuado para el tipo de terreno donde se desarrollaban los combates{{sfn|Sanz|2000|p=64}}.
 
El Grupo de Ejércitos Norte tiene a la vista Leningrado. Los bombardeos aéreos comienzan el 1 de septiembre, y el 4 lo hace la artillería de largo alcance a la vez que las unidades blindadas llegan a sus arrabales. Hitler decide aplazar un asalto a gran escala por miedo a sufrir muchas bajas por combates callejeros y opta por matar de hambre a la población de la ciudad. Los siguientes ataques serán a una escala menor con el objetivo de tantear las defensas y buscar puntos débiles. El 8 de septiembre, los alemanes capturan [[Shlisselburg]], consiguiendo de esa manera cerrar el cerco. Comienza el [[Sitio de Leningrado|asedio]] a la ciudad y durará 900 días, hasta el 27 de enero de 1944. Stalin decide mandar a Zhukov para que tome el control y organizar la defensa, quien vuela de Moscú a Leningrado el 10 de septiembre{{sfn|Sanz|2000|p=64}}. El 11 los alemanes capturan Dudernof, una elevación a 12 kilómetros del centro de la ciudad{{sfn|Sanz|2000|p=65}}. El día 14, von Leeb decide detener el asalto terrestre ya que no dispone de los carros necesarios, a tener destinados una parte importante a la operación de asalto a Moscú. Sin embargo, continúan los bombardeos a la ciudad. La División Azul iba a participar en el asalto a Moscú, sin embargo es despachada al sector norte, junto a Leningrado{{sfn|Sanz|2000|p=66}}. Las fuerzas españolas sienten decepción cuando marchan hacia el frente no en columnas motorizadas, sino a pie y cargando sus equipos en carros de tracción animal. Para los alemanes nunca serán una unidad de vanguardia, sino que serán emplazados adoptando una posición defensiva en un sector secundario del frente{{sfn|Lozano|2006|p=260}}.
 
En septiembre, la ''Kriegsmarine'' pone a Otto Ciliax con el objetivo de hacer frente a la flota soviética. Dispone del acorazado ''Tirpitz'', el crucero pesado ''Scheer'', los cruceros ligeros Köln, Nürmberg, Emden, y Leipzig, además de tres destructores y cuatro torpederos. Tras la captura de las islas estonias Muhu, Saaremaa, e Hiiumaa, la flota soviética queda cercada en el golfo de Finlandia y se repliega a Leningrado para defender la ciudad{{sfn|Mata|2017|p=214}}.
 
El Grupo de Ejércitos Centro pierde [[Yelnia]], que es recuperada por las fuerzas soviéticas. Hitler toma la decisión de volver a destinar para el grupo central los carros comprometidos en el asalto a Kiev, pero el ataque a la ciudad se alargaría hasta el día 26, obligando a posponer el asalto a Moscú hasta octubre{{sfn|Sanz|2000|p=67}}.