Abrir menú principal

Cambios

1045 bytes añadidos ,  hace 1 mes
En el mar Báltico, la armada Roja forma un grupo de destructores y patrulleras a las órdenes del contralmirante W.P. Drozd para atacar los convoyes alemanes en el golfo de Riga. El 12 y 13 de julio atacan a las gabarras que transportan material sin conseguir acabar con ellas. Los soviéticos disparan a mucha distancia por miedo a los torpederos alemanes{{sfn|Mata|2017|p=212}}.
 
Pese a que las divisiones del Grupo de Ejércitos Centro no tienen dificultades en el asalto a las posiciones tras los ríos Niemen y Bug, se encuentran con una resistencia importante en la fortaleza de Brest-Litovsk. Una fuerza estimada en unos 4.000 combatientes contiene durante semanas el asalto de la 45ª división de Infantería alemana. La fortaleza disponía de muralla, torreones y foso, los cuales inesperadamente sirven como protección frente a los asaltos y fuego de artillería. Incluso tras abrir diversas brechas, la infantería alemana sufre importantes bajas al abrirse camino por las calles estrechas bajo el fuego de francotiradores y ametralladoras. Para el historiador español Álvaro Lozano, el asalto a Brest-Litovsk se podría considerar un anticipo a lo que se encontrarían los alemanes en Stalingrado en 1942{{sfn|Lozano|2006|pp=252-253}}. Sin contar con el retraso del cerco a Brest-Litovsk, el avance alemán es notable aunque no como estaba planificado ya que las unidades soviéticas no se rendían automáticamente: rodean 12 divisiones soviéticas en Biaystok y Volkovysk. El domingo 29 rodean otras 16 divisiones al oeste de Minsk, que aguantan hasta el 9 de julio{{sfn|Sanz|2000|p=57}}. Muchos soldados y oficiales se internan en los pantanos de [[Marismas de Pinsk|Pripet]], iniciando una guerra de guerrillas contras las fuerzas de ocupación enemigas{{sfn|Sanz|2000|p=58}}. La caída de Minsk supone para el Ejército Rojo un revés importante. Los alemanes capturan 287.000 prisioneros. A su vez capturan o destruyen 2.500 carros y 1.500 piezas de artillería. Los carros de Guderian siguen hacia Smolensko donde llegan el día 10. Sin embargo, debe esperar a la llegada de la infantería para poder asaltar la ciudad. Una vez reagrupadas las fuerzas, von Bock ordena el asalto, capitulando la ciudad el día 16. Entre los prisioneros estaba [[Yákov Dzhugashvili]]<ref group="nota" name="Dzhugashvili">Falleció el 15 de abril de 1943 en el campo de concentración de Sachsenhausen.</ref>, hijo mayor de Stalin{{sfn|Sanz|2000|p=58}}. Tras la captura de Smolensko, los alemanes se ven obligados a detener el avance a causa de una fuerza de 700.000 soviéticos al este de la ciudad, aislados pero bien pertrechados, ya que podían cortar la ruta de suministros alemán. Dicha fuerza no es derrotada hasta finales de agosto, desbaratando el calendario alemán en su avance hacia Moscú{{sfn|Sanz|2000|p=59}}. El historiador Robert J. Kershaw afirma en su libro ''Tank Men'': «Hacia el 17 de julio las pinzas de vanguardia se cerraron de nuevo sobre Smolensk, esta vez atrapando en una bolsa a tres ejércitos soviéticos. [...] Fue en este momento cuando la Blitzkrieg se quedó sin resuello. No había más unidades móviles alemanas, de tamaño apreciable, disponibles con las que continuar el avance hacia el este mientras las divisiones de infantería siguieran tan rezagadas. Pese a las brutales pérdidas soviéticas, el ímpetu de la ''Blitzkrieg'' había muerto justo más allá del «puente de tierra» de Smolensk, el histórico punto de partida en dirección a Moscú de anteriores invasiones»{{sfn|Kershaw|2012|}}.
 
El 8 de julio, carros integrantes de la 17ª División Panzer bordean cultivos de patatas y maíz en torno a Syanno, Bielorrusia, a orillas del Dniéper. Los Panzer III llevan dieciséis días de lucha ininterrumpida y sus cansadas dotaciones reciben órdenes de economizar ante la escasez de municiones. Durante una parada de descanso, surge en el campo de maíz la silueta de un carro desconocido para los alemanes. Varios Panzer III salen a su encuentro y descubren que sus disparos rebotan contra su torreta. El carro soviético continúa su avance arrollando a un cañón contracarro alemán de 37 mm, y dejando un Panzer III en llamas. Se mueve con libertad durante 14 minutos por la retaguardia alemana hasta que un cañón de 100 mm consigue destruirlo por detrás. Este es el primer contacto entre la 17ª División Pánzer y un T-34 soviético{{sfn|Orgill|1973|p=41}}. Estos encuentros se repiten a lo largo de todo el frente y minan la confianza de los alemanes sobre las capacidades de sus propios carros{{sfn|Orgill|1973|p=42}}.
 
Los carros de Guderian siguen hacia Smolensko donde llegan el día 10. Sin embargo, debe esperar a la llegada de la infantería para poder asaltar la ciudad. Una vez reagrupadas las fuerzas, von Bock ordena el asalto, capitulando la ciudad el día 16. Entre los prisioneros estaba [[Yákov Dzhugashvili]]<ref group="nota" name="Dzhugashvili">Falleció el 15 de abril de 1943 en el campo de concentración de Sachsenhausen.</ref>, hijo mayor de Stalin{{sfn|Sanz|2000|p=58}}. Tras la captura de Smolensko, los alemanes se ven obligados a detener el avance a causa de una fuerza de 700.000 soviéticos al este de la ciudad, aislados pero bien pertrechados, ya que podían cortar la ruta de suministros alemán. Dicha fuerza no es derrotada hasta finales de agosto, desbaratando el calendario alemán en su avance hacia Moscú{{sfn|Sanz|2000|p=59}}. El historiador Robert J. Kershaw afirma en su libro ''Tank Men'': «Hacia el 17 de julio las pinzas de vanguardia se cerraron de nuevo sobre Smolensk, esta vez atrapando en una bolsa a tres ejércitos soviéticos. [...] Fue en este momento cuando la Blitzkrieg se quedó sin resuello. No había más unidades móviles alemanas, de tamaño apreciable, disponibles con las que continuar el avance hacia el este mientras las divisiones de infantería siguieran tan rezagadas. Pese a las brutales pérdidas soviéticas, el ímpetu de la ''Blitzkrieg'' había muerto justo más allá del «puente de tierra» de Smolensk, el histórico punto de partida en dirección a Moscú de anteriores invasiones»{{sfn|Kershaw|2012|}}.
 
El Grupo de Ejércitos Sur del Mariscal von Rundstedt tiene como objetivo la industria de Kiev. El 25 de junio toman [[Dubno]] para avanzar inmediatamente hacia [[Rivne]]{{sfn|Sanz|2000|p=58}}. El 2 de julio, alemanes y rumanos avanzan desde [[Besarabia]] (actual Moldavia) hacia [[Odessa]], mientras que las unidades blindadas de Kleist se aproximan a [[Zhytómyr]] y a [[Berdýchiv]]. El 10 de julio, las fuerzas de von Rundstedt están a solo 15 kilómetros de Kiev. Los soviéticos contraatacaron desde [[Kórosten]], siendo rechazados. En Uman, a 50 kilómetros al sur de Kiev, alemanes y húngaros cercan al 6º y 12º Ejércitos soviéticos, quienes resisten hasta el 8 de agosto{{sfn|Sanz|2000|p=60}}. A finales de julio, los húngaros consiguen tomar [[Chisináu]], en Besarabia{{sfn|Sanz|2000|p=61}}.