Diferencia entre revisiones de «Lope de Vega»

254 bytes añadidos ,  hace 2 años
Ya tenía sesenta y seis años, no estaba para trotes. La punzada contra [[Juan Ruiz de Alarcón]] se explica por la maledicencia: en la comedia del severo y moralizante ingenio mexicano ''Los pechos privilegiados'' se había deslizado una pícara alusión al connubio marital del cura donjuán y la moza:
 
:''Culpa a un viejo avellanado / tan verde que, al mismo tiempo / que está aforrado de martas, / anda haciendo madalenasmadalenos''.<ref>"Hacer Madalenos" en la lengua clásica significa "fingirse arrepentido". Véase el ''Glosario de voces anotadas en ediciones de textos clásicos (1450-1750) de la colección "Clásicos Castellanos" (Editorial Espasa-Calpe)'' de Roberta Alviti</ref>
 
Entre el apenas soterrado escándalo de los casi veinte años de vida que pasó con Marta de Nevares Santoyo y a pesar de los honores que recibió del [[Felipe IV de España|rey]] y del [[Urbano VIII|papa]], los últimos años de Lope fueron infelices. En su ''Égloga a Claudio'' (1632) aparece su amargo desengaño por haber intentado alcanzar el cargo fijo de capellán del duque de Sessa o el de cronista de Felipe IV y se considera ya de vuelta de todo. Además había sufrido que Marta se volviera ciega en 1626 y falleciera loca en ese mismo año de 1632, como cuenta en el recuerdo que le dedica en las octavas reales de la égloga ''Amarilis'', que se publicaría en 1633. También en 1632 publica ''[[La Dorotea]]'', una meditación sobre sus amores de juventud. Y evoca la muerte de Marta en este soneto de las ''Rimas humanas y divinas de Tomé de Burguillos'' (1634) titulado «Que al amor verdadero no le olvidan el tiempo ni la muerte»:
Usuario anónimo