Diferencia entre revisiones de «Principales grupos religiosos»

m
Correcciones ortográficas
m (Revertidos los cambios de 181.53.12.110 (disc.) a la última edición de 2.138.125.124)
Etiqueta: Reversión
m (Correcciones ortográficas)
[[Daniel Defoe]] describió la definición original así: "La religión es propiamente la adoración dada a Dios, pero esto también es aplicado a la adoración de ídolos y de falsas deidades". Con la llegada del siglo XIX, entre 1780 y 1810, el lenguaje cambió dramáticamente: en lugar de "religión" como sinónimo de espiritualidad, los autores comenzaron a utilizar el plural, "religiones", para referirse a la cristiandad y a otras formas de adoración. Por ende, la primera enciclopedia de Hannah Adams, por ejemplo, cambió su nombre de ''Compendio Alfabético de Varias Sectas'' a ''Diccionario de Todas las Reigiones y Denominaciones Religiosas''.<ref>Masuzawa 2005. pp. 49–61</ref>
 
En 1838, la cuádruple división de la cristiandad, Judaísmo, "Mahometanismo" y Paganismo fue multiplicada considerablemente por el ''Punto de Vista Analítico y Comparativo de Todas las Religiones Existentes en la Humanidad'' de Josiah Conder. El trabajo de Conder aún se apega a la clasificación cuádruple, pero en su ojo para el detalle él junta mucho trabajo histórico para crear algo semejante a nuestra moderna imagen occidental: incluye a [[drusos]], [[Yazidismo|yazidíes]], [[Mandeísmo|mandeos]] y [[Imperio elamita|elamitas]] en la lista de posibles grupos monoteistasmonoteístas y en la categoría final, de "politeísmo y panteísmo", incluye al [[Zoroastrismo]], las "sectas reformadas Vedas, Puranas, Tantras" de la India así como la "idolatría brahmánica", [[Budismo]], [[Jainismo]], [[Sijismo]], [[Budismo tibetano|Lamaísmo]], la "religión de China y Japón" y las "supersticiones analfabetas".<ref>Masuzawa 2005, 65-6</ref>
 
Aunque a finales del siglo XIX, era común ver estas sectas "paganas" como las tradiciones muertas que precedieron a la cristiandad, "la palabra final y completa de Dios". Esto en ninguna forma refleja la realidad de la experiencia religiosa: Los cristianos suponían que estas tradiciones se habían mantenido en un estado inalterado desde que fueron "inventadas", sin embargo, las tradiciones sobrevivieron en las palabras y acciones de la gente, pudiendo haberse creado nuevas invenciones radicales sin necesidad de crear una nueva secta. El mayor problema en este acercamiento era la existencia del Islam, una religión que había sido "fundada" luego de la cristiandad y que había sido experimentada por los cristianos como prosperidad intelectual y material. Mas para el siglo XIX, fue posible desechar el Islam como una revelación de "la carta que mata", dada a los nómadas salvajes del desierto.<ref>Masuzawa 2005, 82-3</ref>
39 128

ediciones