Diferencia entre revisiones de «Jornadas de Protesta Nacional»

Rescatando 0 referencia(s) y marcando 1 enlace(s) como roto(s)) #IABot (v2.0
m (Mantenimiento de Control de autoridades)
(Rescatando 0 referencia(s) y marcando 1 enlace(s) como roto(s)) #IABot (v2.0)
 
Previo a la jornada en los días anteriores se multiplicaban las paredes pintadas con letreros llamando al día de paro o de protesta. Las octavillas y panfletos cubrían las calles y la prensa y radios de oposición llamaban a apoyar el paro. Comúnmente se realizaban algunas manifestaciones en las calles los días previos en las que al disolverse se arrojaban panfletos. La prensa oficialista nunca se refería a los llamados ni cubría las manifestaciones callejeras. La noche anterior era común ver a los empresarios de las microbuses anunciando que habría una total cobertura de su servicio, lo que era falso ya que no salían a trabajar por temor a destrozos. En las primeras horas era normal ver un ausentismo en las escuelas y empresas, motivados en parte por la falta de locomoción colectiva. Comúnmente ya había algún microbús quemado antes de la salida del sol. En los colegios las clases se cambiaban por actividades para los pocos alumnos que llegaban y ante la falta de profesores para cubrir todos los cursos.
<ref>{{cita web |url= http://www.socialismo-chileno.org/PS/index.php?option=com_content&task=view&id=125|título= LAS PROTESTAS NACIONALES Y LA UNIDAD DE LA IZQUIERDA EN LA ACCIÓN|fechaacceso= 6 de junio de 2012|apellido= |nombre= |enlaceautor= |fecha= |formato= |obra= |editor= Partido Socialista de Chile, Biblioteca Clodomiro Almeyda |editorial= |ubicación= |idioma= |cita= }}</ref>
 
Durante el día se multiplicaban pequeñas marchas y manifestaciones callejeras por las calles céntricas, las que eran fácilmente reprimidas. Sin embargo las manifestaciones más importantes por lo masivas y duraderas se daban en los campus universitarios. Los estudiantes detenían el tránsito y tras enfrentarse con los vehículos policiales se replegaban hacia los establecimientos. A veces los carabineros conseguían orden de ingreso a los establecimientos y detenían decenas de estudiantes.
1 548 208

ediciones