Diferencia entre revisiones de «Marquesado de Frómista»

m
Correcciones ortográficas
m (Mantenimiento de Control de autoridades)
m (Correcciones ortográficas)
Contrariamente a las rehabilitaciones, que san permitidas solamente hasta el sexto grado civil en función del último poseedor legal, en las sucesiones los terceros de mejor derecho nunca lo pierden mismo que excedan el parentesco hasta el sexto grado civil del último poseedor legal, pues independientemente de su grado de parentesco con el último titular siempre han sido considerados como tal en función del parentesco en mejor línea y grado con el primer titular.
 
También se puede colocar la situación de que el Artículo 5 no sería siquiera de aplicación, dado que, desde 1968, el título volvió a la Casa de Osuna, de mejor derecho, y en ella permaneció durante más de 40 años, aunque en más do que una titular, y de ser aplicable ese Real Decreto, los descendientes del XIII marqués, de peor derecho, ya nunca podrían ser titulares del mismo, dado que solamente lo podrían ser a través de rehabilitación que, según su Artículo 5, solo se procedería cuando el solicitante tuviera un parentesco con el último poseedor legal que no exceda el sexto grado civil, lo que no sucede entre el XVII marqués y la XV y mucho menos la XVI marquesa, por haberen sido los últimos poseedores y los anteriores poseedores parientes entre si entornoen torno a la veintena de grado civil.
 
A pesar de la validad de las dos anulaciones tornar el título vacante desde 1967 hasta 2009, y, por lo tanto, caducado por no haber sido usado durante 42 años, en conformidad con el mencionado Real Decreto 222/1988, el reclamante requerió las dos anulaciones y la rehabilitación antes del fin de esos mismos 40 años, o sea, todavía dentro del plazo, y apenas obtuvo la respectiva Sentencia después de terminado ese mismo período.
 
Por lo tanto, por se haberen anulado concesiones legalmente válidas y se haber favorecido un peor candidato a poseedor, en contravención con toda la legislación nobiliaria española, dado que la relación de los Cabello y Sánchez-Pleytés (familia sin ninguna relación directa si no colateral con la Casa de Osuna y con el primer poseedor) con el último titular es entornoen torno a la veintena de grado civil, y su mejor parentesco es con la XIV marquesa que, todavía legítima, también era tercera de peor derecho en relación a sus sucesoras, las XV y XVI marquesas de Frómista, nunca se les debería haber aplicado el dicho Real Decreto en este caso. De otro modo, si las dos anulaciones tuviesen alguna base legal, la relación de los Cabello y Sánchez-Pleytés con la última poseedora legal, que lo era, como también lo fue su antecesor, sería en el primer grado civil, y, por lo tanto, la rehabilitación seguiría siendo válida.
 
El XVII marqués, por su turno, luego después de su rehabilitación y poco antes de su fallecimiento, cedió el título a su hijo en el mismo año de 2009, y el Juicio que lo permitió volvió, de ese modo, a confirmar la errónea interpretación descrita arriba. El nuevo y XVIII marqués es amigo personal del rey [[Juan Carlos I de España]].
34 667

ediciones