Diferencia entre revisiones de «Apotegmas de los Padres del desierto»

La primera mención de los dichos parece ser de finales del siglo IV.º después de Cristo. Pronto los apotegmas se trasladaron del desierto a conventos y monasterios por su utilidad para contribuir a la formación espiritual de los monjes y con tal motivo se pasaron por escrito. Ya en el siglo V.º hay dos versiones, la ''Collectio Monastica'', escrita en [[Idioma etíope|etíope]], y el ''Asceticon'' de ''abba'' Isaías, escrito en griego.
 
[[Pelagio]] y [[Juan el Diácono]] hicieron las primeras traducciones de estas sentencias al latín. [[Martín de Braga]] también tradujo al latín algunos, trabajo que amplió su discípulo [[Pascasio de Dumio]] aproximadamente en el año 555 d. C. Pero se cree que este trabajo puede contener solo la quinta parte de un texto griego original. Entre 867 y 872, San [[Cirilo y Metodio|Metodio de Salónica]] tradujo una versión al [[antiguo eslavo eclesiástico]], y aunque el original se perdió en el siglo XIV han subsistido varias docenas de copias. En el siglo XVII, el jesuita holandés [[Heribert Rosweyde]] compiló y tradujo todas las fuentes disponibles sobre los Padres del Desierto y las publicó en latín como ''[[Vitae patrum]]''.<ref>{{cita web|título=Apophthegmata Patrum: Refranes de los Padres del Desierto|url=https://www.mscperu.org/teologia/Padres/monjes_eremitas_anacoretas/apophthegmata/apophthegmata_patrum.htm|editorial=MSC|fecha=2019}}</ref>
 
== Ejemplos ==
Usuario anónimo