Diferencia entre revisiones de «Apotegmas de los Padres del desierto»

m
Revirtiendo página por vandalismo detectado por ORES
m (Revirtiendo página por vandalismo detectado por ORES)
La primera mención de los dichos parece ser de finales del siglo IV.º después de Cristo. Pronto los apotegmas se trasladaron del desierto a conventos y monasterios por su utilidad para contribuir a la formación espiritual de los monjes y con tal motivo se pasaron por escrito. Ya en el siglo V.º hay dos versiones, la ''Collectio Monastica'', escrita en [[Idioma etíope|etíope]], y el ''Asceticon'' de ''abba'' Isaías, escrito en griego.
 
[[Pelagio]] y [[Juan el Diácono]] hicieron las primeras traducciones de estas sentencias al latín. [[Martín de Braga]] también tradujo al latín algunos, trabajo que amplió su discípulo [[Pascasio de Dumio]] aproximadamente en el año 555 d. C. Pero se cree que este trabajo puede contener solo la quinta parte de un texto griego original. Entre 867 y 872, San [[Cirilo y Metodio|Metodio de Salónica]] tradujo una versión al [[antiguo eslavo eclesiástico]], y aunque el original se perdió en el siglo XIV han subsistido varias docenas de copias. En el siglo XVII, el jesuita holandés [[Heribert Rosweyde]] compiló y tradujo todas las fuentes disponibles sobre los Padres del Desierto y las publicó en latín como ''[[Vitae patrum]]''.<ref>{{cita web|título=Apophthegmata Patrum: Refranes de los Padres del Desierto|url=https://www.mscperu.org/teologia/Padres/monjes_eremitas_anacoretas/apophthegmata/apophthegmata_patrum.htm|editorial=MSC|fecha=2019}}</ref>
 
== Ejemplos ==
1 273 982

ediciones