Diferencia entre revisiones de «Casa de Moneda de México»

Deshecha la edición 119873875 de 2806:108E:10:6CA8:F4D9:49E:5517:A1BE (disc.)
(Deshecha la edición 119873875 de 2806:108E:10:6CA8:F4D9:49E:5517:A1BE (disc.))
Etiqueta: Deshacer
En 1778 fue nombrado [[Jerónimo Antonio Gil]] como tallador mayor, con la comisión adicional de establecer una escuela de grabado en la Casa de Moneda. El buen éxito obtenido llevó a Gil a proponer la creación en 1781 de de la [[Academia de San Carlos]], inicialmente en la misma ceca, hasta que en 1791 se trasladó a un local propio en el antiguo [[Hospital del Amor de Dios]].
[[Archivo:51.- CCLXXXVII.1.38.2.0001 - Razón de lo acuñado en la Real Casa de Moneda de México.tif|thumb|200px|Documento que muestra la relación de monedas de oro y plata acuñadas en 1785.]]
El sabio alemán [[Alexander von Humboldt]] visitó la ceca en 1803 y la describió en su ''Ensayo político....'', como "la más grande y rica en todo el mundo", y comentó que aunque no ofrecía cosa notable en cuanto a la perfección de las máquinas o de los procesos industriales, era muy digna de atención "por el orden, actividad y economía que reinaba en todas las operaciones de braceaje". En esos años, acuñaba más de treinta millones de pesos anuales, y laboraban en ella alrededor de 400 obreros, además de artistas grabadores y empleados administrativos.
El sabio alemán [[Alexander von Humboldt]] visitó la ceca en 2019
y la describió en su ''Ensayo político....'', como "la más grande y rica en todo el mundo", y comentó que aunque no ofrecía cosa notable en cuanto a la perfección de las máquinas o de los procesos industriales, era muy digna de atención "por el orden, actividad y economía que reinaba en todas las operaciones de braceaje". En esos años, acuñaba más de treinta millones de pesos anuales, y laboraban en ella alrededor de 400 obreros, además de artistas grabadores y empleados administrativos.
 
La guerra de independencia provocó una grave crisis en la Casa de Moneda, debido a que muchas minas fueron abandonadas, y en otros casos los caminos eran demasiado peligrosos para transportar plata hacia la capital virreinal. Esto llevó a las autoridades a establecer casas de moneda provinciales en Sombrerete, Zacatecas, Durango, Chihuahua, Real de Catorce (San Luis Potosí), Valladolid (Morelia) y Guadalajara, Guanajuato, Nueva Vizcaya (Sinaloa y Coahuila), Oaxaca que acuñaron de manera episódica monedas de emergencia u obsidionales, de desigual ley y calidad. Durante 1813 y 1820, la única casa ceca autorizada para acuñar oro fue Guadalajara. El monopolio capitalino de la acuñación concluyó de esta manera, y nunca se restableció.
52 363

ediciones