Abrir menú principal

Cambios

5 bytes añadidos ,  hace 2 meses
sin resumen de edición
Llegando aún más lejos, en [[1973]], Kissinger no sentía que lo que estaba ocurriendo en la [[Unión Soviética]] con respecto a los [[judíos]], donde eran perseguidos, discriminados, y no podían ocupar cargos de importancia, fuese asunto de interés para la política exterior de los [[Estados Unidos]]. A tal punto llegó esto, que en una conversación con [[Richard Nixon|Nixon]], poco después de una reunión con [[Golda Meir]], el [[1 de marzo]] de [[1973]], Kissinger dijo:
 
{{cita|La emigración de los judíos de la Unión Soviética no es un objetivo de nuestra política exterior, y si dejan a los judíos en las cámaras de gas de la URSS, no es una preocupación estadounidense. Tal vez una preocupación humanitaria, mas no norteamericanaestadounidense.<ref>Esta declaración privada, fue hecha por Kissinger, en una conversación con Richard Nixon, tras una reunión con Golda Meir, la cuarta Primera Ministra de Israel.</ref>}}
 
Además, Kissinger sentía que el [[gobierno]] de [[Israel]] no era más que una molestia, un grupo de enfermos que constantemente pedían ayuda al gobierno estadounidense, criticándolos por no ser más efectivos.
[[Andréi Gromyko]], Ministro de Asuntos Exteriores de la Unión Soviética entre 1957 y 1985, dedicó algunas valoraciones sobre Kissinger en sus memorias. Lo consideraba un hombre con un comportamiento digno, competente, que preparaba bien las reuniones y con verdaderos deseos de alcanzar algún acuerdo. Matiza, sin embargo, los supuestos engaños que consiguió en algunos encuentros hacia los rusos que el ex-Secretario de Estado afirma en sus memorias{{sfn|Gromyko|1989|p=324}}. Gromyko coincide con Kissinger en que su oponente siguió una táctica de presión sobre el adversario en los diversos encuentros que mantuvieron{{sfn|Gromyko|1989|p=325}}:
 
{{cita|Aun así, durante prácticamente todo el período de su mandato como Secretario de Estado, Kissinger practicó la táctica de presionar a la Unión Soviética todo lo posible, tanto en Asia, en África, en Oriente Medio o en cualquier otra parte, como medio de obligarnos a hacer concesiones. Claramente, se trataba de un traslado a los asuntos internacionales de la táctica del tira y afloja que se practica en la política interna americanaestadounidense y, cuando Washington empleó ese sistema, no se consiguió nada útil en sus conversaciones con nosotros.|Gromyko, ''Memorias'' (1989){{sfn|Gromyko|1989|p=325}}}}
 
Entre los logros de Kissinger destaca la apertura de relaciones entre [[República Popular China|China]] y [[Estados Unidos]], la aplicación de una vasta serie de medidas para la producción energética alternativa, durante y posteriormente a la [[Crisis del Petróleo de 1973]], la firma de los'' Tratados [[SALT I]]'' y la preparación del terreno para la posterior firma de su sucesor, los ''Tratados [[SALT II]]'', el inicio del proceso de colaboración y negociación en el [[Medio Oriente]], específicamente en el conflicto del mundo árabe, sentando las bases para la realización de los [[Acuerdos de Camp David]], y poner fin a un muy criticado y rechazado conflicto, la [[Guerra de Vietnam]], sobrellevar con éxito tanto la [[Guerra del Yom Kipur]] como la [[Guerra indo-pakistaní de 1971]] y en líneas generales, conseguir con su política consolidar el poderío internacional estadounidense, así como extender y asegurar sus zonas de influencia a lo largo del mundo.
13 890

ediciones