Abrir menú principal

Cambios

1260 bytes añadidos ,  hace 1 mes
|pmid= 22510921
|tipo=Revisión}}</ref>
 
Las civilizaciones antiguas describieron y trataron una serie de trastornos mentales. Las enfermedades mentales eran bien conocidas en la antigua [[Mesopotamia]], donde se creía que las enfermedades y los trastornos mentales eran causados ​​por deidades específicas. Como las [[manos]] simbolizaban el control sobre una persona, las enfermedades mentales se conocían como "manos" de ciertas deidades. Una enfermedad psicológica se conocía como '''Qāt Ištar''', que significa "Mano de [[Ishtar]]". Otros eran conocidos como "Mano de [[Shamash]]", "Mano del fantasma" y "Mano del Dios". Sin embargo, las descripciones de estas enfermedades son tan vagas que generalmente es imposible determinar a qué enfermedades corresponden en la terminología moderna. Los médicos mesopotámicos mantuvieron un registro detallado de las [[alucinaciones]] de sus pacientes y les asignaron significados espirituales. La familia real de [[Elam]] era conocida por sus miembros que sufrían de locura con frecuencia. Los griegos acuñaron términos para [[melancolía]], [[histeria]] y [[fobia]] y desarrollaron la teoría del humorismo. Se describieron trastornos mentales y se desarrollaron tratamientos en [[Persia]], [[Arabia]] y en el mundo islámico medieval.
 
En el [[siglo XIX]], los [[Hospital psiquiátrico|manicomios]] eran como cárceles, pues solo se disfrazaba la tortura como una curación, uno de los tantos casos fue en el [[hospital psiquiátrico Charenton]] en [[París]], donde aplicaban como tratamiento, mantenerlos atados, sumergirlos en agua fría o golpearlos. Todo esto para apartar las ideas e ilusiones que estas personas pudieran albergar.
Usuario anónimo