Diferencia entre revisiones de «Transposición (música)»

(→‎Instrumentos transpositores: Añadí contenido)
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
 
Los [[instrumentos transpositores]] son aquellos que producen un sonido diferente de la nota escrita en la [[partitura]]. Por ejemplo un corno inglés ejecuta a una [[quinta]] más grave de lo escrito. De esta manera, si el cornista lee un ''sol<sub>3</sub>'', el sonido real producido será un do (que es una 5° abajo del sol, lo cual se puede comparar con un instrumento como el piano que no es instrumento transpositor. En los manuales de [[orquestación]] se dice que el corno inglés transpone a una quinta inferior.
Un ejemplo sencillo es: si se tiene un clarinete en sib, y en su partitura aparece escrito do-re-sol-la-re-si-do, los sonido reales que se escucharán estarán todos un tono por debajo comparados con un instrumento no trasnpositor, por esta razón las partituras para instrumentos de sib se escriben un tono más alto del real para que suenen en la tonalidad real; los transpositores pueden estar en diferentes tonalidades no solo en sib; la familia de los saxofones se encuentran unos en sib(soprano y tenor) y otros en mib( alto y barítono); Laa trompa se encuentra en fa, mib y sib, siendo fa y sib sus tonalidades más frecuentes de afinación, pero gran parte del repertorio para trompa esta escrito en Mib, con lo cual los trompistas deben desde temprano a estudiar transposición.
 
Así pues, un instrumento es transpositor cuando es costumbre escribir sus partituras de manera que la nota más baja del instrumento (sea la que sea) se escriba en el ''do'' de la partitura. Por ejemplo, la nota más baja que toca un corno inglés es el ''fa'' del piano. Si el cornista toca ''do-re-mi-do, do-re-mi-do, mi-fa-sol'', en la partitura escribirá ''sol-la-si-sol, sol-la-si-sol, si-do-re''. Si el que oboísta quiere tocar en unísono con el cornista (o a una octava más aguda o más grave), puede tocar las mismas notas que oye, pero cuando las escriba en una partitura apuntará en ella ''do-re-mi-do, do-re-mi-do, mi-fa-sol''. Cuando los dos leen una misma partitura en la que está escrito ''sol-la-si'', el oboista toca efectivamente sol-la-si, pero lo que toca el cornista suena una quinta más grave, ''do-re-mi''.
333

ediciones