Diferencia entre revisiones de «Nikolái Miliutin»

5 bytes eliminados ,  hace 13 años
sin resumen de edición
m (Wikificar.)
'''Nikolai Aleksandrovich MILJUTIN''' (Rusia, 1889 - 1942) fue uno de los más influyentes teóricos de Arquitectura soviética de los años 30. En 1917 asumió su primer puesto oficial, pero hasta 1925 no inicia su interés por el Urbanismo al convertirse en responsable del Comité de estudio para la construcción de nuevas ciudades de la Academia Comunista. Su pensamiento quedó reflejado en tres propuestas concretas -los planes para [[Magnitogorsk]], la factoría de tractores de Stalingrado y una planta de fabricación de coches en Gorki- presentadas en su libro [[Sosgorod]] en 1930.[[Imagen:Ejemplo.jpg]]
{{wikificar|biografías}}
 
'''Nikolai Aleksandrovich MILJUTIN''' (Rusia, 1889 - 1942) fue uno de los más influyentes teóricos de Arquitectura soviética de los años 30. En 1917 asumió su primer puesto oficial, pero hasta 1925 no inicia su interés por el Urbanismo al convertirse en responsable del Comité de estudio para la construcción de nuevas ciudades de la Academia Comunista. Su pensamiento quedó reflejado en tres propuestas concretas -los planes para [[Magnitogorsk]], la factoría de tractores de Stalingrado y una planta de fabricación de coches en Gorki- presentadas en su libro [[Sosgorod]] en 1930.
 
Las investigaciones sobre nuevas estructuras territoriales de la [[OSA]] (Asociación de los Arquitectos Contemporáneos) provocaron divisiones en el seno de la organización, delineándose dos posturas encontradas: urbanistas y desurbanistas. Mientras los primeros buscan el modo de corregir los problemas urbanos tal como han sido recibidos por el nuevo Estado, los desurbanistas consideran irrecuperable la ciudad heredada. Para sustituirla propugnan estructuras de asentamiento que recorran el territorio siguiendo los ejes de infraestructura. Esta contienda adquiere tintes cada vez más teóricos, situando las formas por delante de las estructuras. Ante la rigidez y abstracción de estas propuestas resultó inevitable la acusación de ideologismo de los desurbanistas, y con ellos de Miljutin, por parte de los órganos del partido comunista.
Usuario anónimo