Diferencia entre revisiones de «Bosquejo de una teoría de las emociones»

sin resumen de edición
Sin resumen de edición
Sin resumen de edición
De esto se deriva que "la emoción es una forma organizada de la existencia humana". A partir de este marco conceptual [[Jean-Paul Sartre|Sartre]] analiza la [[Alegría (emoción)|alegría]], la [[tristeza]], la [[ira]] como formas que el ser humano adopta irreflexivamente con el fin de adoptar una posición distinta ante el mundo que le permita hacerle frente en una forma más fácil o conveniente.
 
La emoción es una forma de [[wikt:aprehender|aprehender]] el mundo. Señala por ejemplo que "El sujeto que busca la solución de un problema práctico se halla fuera, en el mundo; [[wikt:aprehender|aprehende]] el mundo a cada instante, a través de todos sus actos. Si fracasa en sus intentos, se irrita; y su misma irritación es también una manera en que se le aparece el mundo".
 
Según Sarte, la emoción es una transformación del mundo. Cuando el ser humano se encuentra ante un mundo urgente y difícil no puede dejar de actuar (en esta medida incluso la evasión es una actitud en la que se elimina artificialmente el problema). En su criterio, el ser humano intenta transformar el mundo a través de sus actos, y la emoción opera "en forma mágica" manipulando el mundo. Nuestra conciencia cae en esa "trampa", y realiza sus reflexiones a partir de esa nueva realidad que no fue creada reflexivamente.
83

ediciones