Diferencia entre revisiones de «Lincoln (Argentina)»

m
Correcciones ortográficas con Replacer (herramienta en línea de revisión de errores)
m (Correcciones ortográficas con Replacer (herramienta en línea de revisión de errores))
Son muy populares los carnavales celebrados en ella, así como el Parque General San Martín, el cual ocupa una superficie de 87 hectáreas extendida bajo una añeja arboleda.
Magnífico para disfrutar de días al aire libre en familia, cuenta con comodidades incomparables, juegos infantiles, lago artificial, quinchos y parrillas con mesas. Tres piletas de natación deleitan a los visitantes de todas las edades durante la temporada veraniega, en tanto el sector de camping perfectamente acondicionado permite su acceso a lo largo de todo el año. Proveeduría, confitería y restaurante completan la infraestructura de servicios evitando al acampante la necesidad de alejarse del lugar en busca de provisiones.
Inmerso en la frondosa vegetación, este Complejo Recreativo Integral ostenta además un seductor Hipódromo de trote; un Campo de Golf con 18 hoyos, sede social y restaurante; canchas de Tenis, Fútbol, VoleyVóley, Rugby; Pista de Automovilismo y Karting; Pista de Atletismo; Velódromo; así como un Museo en el que se atesoran elementos pertenecientes al patrimonio histórico del Partido.
Ambos ayudan a mantener el flujo turístico de la ciudad. El ''carnaval de Lincoln'' es símbolo de una tradición que se inició en el año 1928, cuando el profesor Enrique A. Urcola incorporó métodos artesanales utilizados en el Taller de Escenografía del [[Teatro Colón (Argentina)|Teatro Colón]] -donde trabajó-, modelando las figuras con la superposición de trozos de papel engrudado, técnica que se conoce con la palabra de idioma italiano `cartapesta`. Ese año, Urcola confeccionó una carroza con movimiento llamada `Peliculeros`, dando origen a lo que es hoy el principal atractivo del carnaval: las figuras mecánicas.
En los siguientes años, realizó una pareja de abuelos que giraban la cabeza y movían los ojos, mientras se hamacaban en un sube y baja.
265 000

ediciones