Diferencia entre revisiones de «Fulguración solar»

2 bytes eliminados ,  hace 1 año
m
Correcciones ortográficas con Replacer (herramienta en línea de revisión de errores)
(Rescatando 0 referencia(s) y marcando 1 enlace(s) como roto(s) #IABot (v2.0beta14))
m (Correcciones ortográficas con Replacer (herramienta en línea de revisión de errores))
[[Archivo:Sun - August 1, 2010.jpg|thumb|230px|El Sol mostrando una fulguración de tipo C-3.]]
Las fulguraciones solares se clasifican como A, B, C, M o X dependiendo del pico de flujo de [[rayos X]] (en vatios por metro cuadrado, W/m<sup>2</sup>) de 100 a 800 [[metro|picómetros]] en las inmediaciones de la Tierra, medidos en la nave [[Geostationary Operational Environmental Satellite|GOES]]. Cada clase tiene un pico de flujo diez veces mayor que la anterior, teniendo las fulguraciones de clase X un pico del orden de 10<sup>-4</sup> W/m<sup>2</sup>. Dentro de una clase hay una escala lineal de 1 a 9, así que una fulguración X2 tiene dos veces la potencia de una X1, y es cuatro veces más potente que una M5. Las clases más potentes, M y X, están asociadas a menudo con varios efectos en el entorno espacial cercano a la Tierra.
Aunque se suele usar la clasificación GOES para indicar el tamaño de una fulguración, es sólosolo una medición.
 
Dos de las fulguraciones GOES más grandes fueron los eventos X20 (2&nbsp;mW/m<sup>2</sup>) registrados el [[16 de agosto]] de [[1989]] y el [[2 de abril]] de [[2001]]. Sin embargo, estos dos eventos fueron eclipsados por una fulguración el [[4 de noviembre]] de [[2003]], que ha sido la fulguración de rayos X más potente jamás registrada. Al principio se la clasificó como una X28 (2.8&nbsp;mW/m<sup>2</sup>). Sin embargo, los detectores de GOES quedaron saturados durante el pico de la fulguración, y actualmente se piensa que realmente estuvo entre X40 (4.0&nbsp;mW/m<sup>2</sup>) y X45 (4.5 mW/m<sup>2</sup>), basándose en la influencia del evento sobre la atmósfera terrestre.<ref>[http://www.agu.org/pubs/crossref/2005/2004JA010960.shtml]</ref> La fulguración se originó en la región de manchas 10486, que se muestra en la ilustración anterior varios días después del evento.
Las fulguraciones solares están asociadas a [[Eyección de masa coronal|eyecciones de masa coronal]] (CME), las cuales influyen mucho nuestra [[meteorología solar]] local. Producen flujos de partículas muy energéticas en el [[viento solar]] y la [[magnetosfera]] terrestre que pueden presentar peligros por [[radiación]] para naves espaciales y astronautas. El flujo de rayos X de la clase X de fulguraciones incrementa la ionización de la atmósfera superior, y esto puede interferir con las comunicaciones de radio en onda corta, y aumentar el rozamiento con los satélites en órbita baja, que lleva a decaimiento orbital. La presencia de estas partículas energéticas en la magnetosfera contribuyen a la [[aurora boreal]] y a la [[aurora austral]].
 
Las fulguraciones solares liberan una cascada enorme de partículas de alta energía conocida como tormenta de protones. Los protones pueden atravesar el cuerpo humano, provocando daño [[Bioquímica|bioquímico]]. La mayoría de estas tormentas tardan dos o más horas en llegar a la Tierra tras su detección visual. Una fulguración ocurrida el [[20 de enero]] de [[2005]] liberó la concentración de protones más alta medida directamente, que tardó sólosolo 15 minutos en llegar a la Tierra tras su observación.
 
El riesgo de irradiación que suponen las fulguraciones solares y CME es una de las mayores preocupaciones en cuanto a las misiones tripuladas a [[Marte (planeta)|Marte]] o a la Luna. Se necesitaría algún tipo de blindaje físico o magnético para proteger a los astronautas. Al principio se creía que éstos tendrían dos horas para alcanzar algún refugio. Basándose en el evento del 20 de enero de 2005, podrían tener tan poco como 15 minutos para hacerlo.
1001

ediciones