Diferencia entre revisiones de «La italiana en Argel»

3 bytes añadidos ,  hace 11 meses
m (Correcciones ortográficas con Replacer (herramienta en línea de revisión de errores))
Es un mostrario de genio y vitalidad que para los estudiosos del músico representó una práctica inusual, capaz de sacar al género del estado de estancamiento que atravesaba. Gracias a su dominio de la orquestación, que evidencia un profundo conocimiento de [[Mozart]] y [[Haydn]], Rossini crea una variedad de timbres, matices y ritmos que juegan un papel importante en el desarrollo de la intriga. La orquesta no cumple sólo con la función de acompañar a los cantantes: crea expectativa, provoca la risa, complementa las palabras que transmiten los enamorados, o llega al extremo las situaciones más absurdas. Largos pasajes con variaciones en su dinámica, que desarrollan una tensión envolvente, capaz de transportar la acción hacia sus propios límites, forman el típico ingrediente del estilo rossiniano: el ''[[crescendo]]''.
 
La obertura es ampliamente grabada e interpretada actualmente, conocida por su distintivo inicio de bajos [[pizzicato]] tranquilos y lentos, que lleva a un repentino estallido de sonido de toda la orquesta. Esta "sorpresa" refleja la temprana admiración de Rossini por [[Joseph Haydn]], cuya [[Sinfonía n.º 94 (Haydn)|Sinfonía n.º 94 en Sol mayor]], "La sinfonía sorpresa", llamada así por el mismo efecto chocante, semi-cómico. Los cantantes han de ser muy hábiles y volubles. Destacan el dúo de Mustafá y Lindoro, ''Se inclinassi a prender moglie'' y la ascensión de las notas que canta Elvira, en la introducción y al final del primer acto. La obra contiene igualmente bonitas [[aria]]s como la de Isabella, ''Cruda sorte! Amor tiranno!'', y la de Lindoro, ''Languir per una bella''.
 
''La italiana en Argel'' vuelve a aquel sub-género tan querido en el siglo XVIII, que evidencia una marcada predilección por el exotismo, en este caso la llamada "ópera turca": el temido invasor otomano, siempre al acecho del territorio europeo, era ridiculizado en estas comedias que lo convertían en objeto de burla.
1262

ediciones