Diferencia entre revisiones de «Perpetua y Felicidad»

1 byte eliminado ,  hace 11 meses
sin resumen de edición
m
'''Santa Perpetua y santa Felicidad''' son dos mártires cartaginesas, cuyo martirio se relata en la ''[[Passio Perpetuae et Felicitatis]]''. En el año 202, durante la persecución del emperador [[Septimio Severo]], una joven mujer rica de 22 años, llamada '''Perpetua''', fue arrestada y acusada por [[cristianismo]] junto con su esclava '''Felicidad''' (también conocida como '''Felícitas'''), y otras tres personas más. Ante su negativa a adorar a los dioses paganos, fueron condenadas a muerte en el [[Circo romano|anfiteatro]].
 
Perpetua pertenecía a una rica e influyente familia cartaginesa que se había iniciado en la religión cristiana por medio de un diácono, llamado Sáturo. Con ella se convirtieron también sus esclavos: Felicidad, Revocato, Saturnino y Segundo.
 
En el año 202 el emperador Severo ordenó una dura persecución contra los cristianos, y la policía imperial arrestó a todos los creyentes de la familia de Perpetua, incluyéndola a ella. Los jueces intentaron convencer a la familia para que volviesen al paganismo, pero ante su negativa decidieron dejarlos en prisión hasta que se organizasen los [[Circo romano|Juegos]]. Usaron el derecho de los condenados a una cena de despedida (la llamada ''[[cena libre]]'') a la que dieron un cariz de [[ágape cristiano]]. Los tres esclavos fueron arrojados a los leones junto con el diácono, que había logrado convertir al cristianismo a uno de los carceleros; mientras que las mujeres fueron decapitadas.
Los jueces intentaron convencer a la familia para que volviesen al paganismo, pero ante su negativa decidieron dejarlos en prisión hasta que se organizasen los [[Circo romano|Juegos]]. Usaron el derecho de los condenados a una cena de despedida (la llamada ''[[cena libre]]'') a la que dieron un cariz de [[ágape cristiano]].
Los tres esclavos fueron arrojados a los leones junto con el diácono, que había logrado convertir al cristianismo a uno de los carceleros; mientras que las mujeres fueron decapitadas.
 
La historia de su martirio fue inmensamente popular en los siglos IV y V: [[Agustín de Hipona|San Agustín]] dice que la ''Passio'' se leía frecuentemente en las iglesias y reuniones, para gran provecho de los creyentes.