Diferencia entre revisiones de «Modelo atómico de Rutherford»

Deshecha la edición 127705826 de 181.64.18.107 (disc.). El párrafo queda duplicado
(Deshecha la edición 127705826 de 181.64.18.107 (disc.). El párrafo queda duplicado)
Etiqueta: Deshacer
 
== Historia ==
Antes de que Rutherford propusiera su modelo atómico, los físicos aceptaban que las [[carga eléctrica|cargas eléctricas]] en el átomo tenían una distribución más o menos uniforme. Rutherford trató de ver cómo era la dispersión de las [[partículas alfa]] por parte de los átomos de una lámina de oro muy delgada. Los ángulos resultantes de la desviación de las partículas supuestamente aportarían información sobre cómo era la distribución de carga en los átomos. Era de esperar que, si las cargas estaban distribuidas uniformemente según el [[modelo atómico de Thomson|modelo atómico de Thomson]], la mayoría de las partículas atravesarían la delgada lámina sufriendo solo ligeras deflexiones, siguiendo una trayectoria aproximadamente recta. Aunque esto era cierto para la mayoría de las partículas alfa, un número importante de estas sufrían deflexiones de cerca de 180º, es decir, prácticamente salían rebotadas en dirección opuesta al incidente.
 
 
Antes de que Rutherford propusiera su modelo atómico, los físicos aceptaban que las [[carga eléctrica|cargas eléctricas]] en el átomo tenían una distribución más o menos uniforme. Rutherford trató de ver cómo era la dispersión de las [[partículas alfa]] por parte de los átomos de una lámina de oro muy delgada. Los ángulos resultantes de la desviación de las partículas supuestamente aportarían información sobre cómo era la distribución de carga en los átomos. Era de esperar que, si las cargas estaban distribuidas uniformemente según el [[modelo atómico de Thomson|modelo atómico de Thomson]], la mayoría de las partículas atravesarían la delgada lámina sufriendo solo ligeras deflexiones, siguiendo una trayectoria aproximadamente recta. Aunque esto era cierto para la mayoría de las partículas alfa, un número importante de estas sufrían deflexiones de cerca de 180º, es decir, prácticamente salían rebotadas en dirección opuesta al incidente.