Diferencia entre revisiones de «Orden de Alfonso XII»

4232 bytes añadidos ,  hace 1 año
m ((Bot) Correcciones en plantillas)
 
== Historia ==
La Orden Civil fue creada a propuesta del Conde de Romanones, para premiar los méritos y servicios prestados en los campos intelectual, artístico, cultural y docente. Si bien, también se comenta la influencia que tuvo en la misma el rey Alfonso XIII, tan dado a la pompa y al protocolo. En el año 1900, se crea en España el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, siendo Romanones el primero en ocupar dicha cartera. En 1902, bajo sus auspicios, se crea esta condecoración, que estará vigente hasta la llegada de la Segunda República, en 1931.
 
El lema "Altiora Peto" es una expresión latina que significa “aspiro a lo más alto”, ambicioso fin cultural.
 
La Orden toma como modelo la antigua Orden de María Victoria, que tuvo una fugaz vigencia durante el reinado de Amadeo I, a su vez inspirada en la Orden de las Palmas francesas. Cabe decir que el Decreto, aprobado el 31 de mayo de 1902 y publicado el 5 de julio de ese mismo año, prácticamente copia el Decreto de su antecedente saboyano.
 
Con la llegada de la República, se anulan todas las Órdenes alfonsinas, con excepción de la Orden del Mérito Militar y la Orden de Isabel la Católica (que, sin embargo, van a ver su aspecto ligeramente modificado). La llegada de Franco al poder no va a suponer una restitución de ésta Orden, sino que en su lugar se va a crear la Orden de Alfonso X el Sabio, que aún hoy sigue en vigor.
 
De la Orden Civil de Alfonso XII, se otorgaron un total de:
 
· Grandes Cruces: 237
 
· Comendador de Número: 389
 
· Comendador: 662
 
· Caballeros: 1.096
 
· Lazos de Dama: 68 (documentados)
 
· Total: 2.452
 
Entre los premiados, encontramos grandes nombres de la cultura española y europea. Entre las Grandes Cruces, tenemos: Menéndez y Pelayo, Ramón y Cajal, Pérez Galdós, Mariano Benlliure, Joaquín Sorolla, Jacint Verdaguer, Unamuno, Baden-Powell (fundador de los Boy Scout, le fue otorgado en 1919), Jacinto Benavente (otorgado en 1924, dos años antes había recibido el Nobel de Literatura) o Ramiro de Maeztu. El propio Conde de Romanones recibió la Gran Cruz, una vez hubo abandonado el Ministerio. En 1911, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército fue la única institución que recibió una Gran Cruz; que aún hoy la luce en su escudo.
 
Con la llegada de la República, se anulan todas las Órdenes alfonsinas, con excepción de la Orden del Mérito Militar y la Orden de Isabel la Católica (que, sin embargo, van a ver su aspecto ligeramente modificado). La llegada de Franco al poder no va a suponer una restitución de ésta Orden, sino que en su lugar se va a crear la Orden de Alfonso X el Sabio, que aún hoy sigue en vigor.
 
Entre los premiados, encontramos grandes nombres de la cultura española y europea. Entre las Grandes Cruces, tenemos: Menéndez y Pelayo, Ramón y Cajal, Pérez Galdós, Mariano Benlliure, Joaquín Sorolla, Jacint Verdaguer, Unamuno, Baden-Powell (fundador de los Boy Scout, le fue otorgado en 1919), Jacinto Benavente (otorgado en 1924, dos años antes había recibido el Nobel de Literatura) o Ramiro de Maeztu. El propio Conde de Romanones recibió la Gran Cruz, una vez hubo abandonado el Ministerio. En 1911, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército fue la única institución que recibió una Gran Cruz; que aún hoy la luce en su escudo.
 
Entre las encomiendas de número, nos encontramos a los músicos Pau Casals, Arthur Rubinstein y el Orfeó Català, la segunda y última institución en ser condecorada.
 
Entre los Lazos de Dama, destacan Marie Curie y la mítica actriz Sarah Bernardt.
 
Pero no todos los condecorados fueron famosos. También se encuentran humildes maestros de escuela o pedagogos que desarrollaron una destacada carrera en pos de la docencia y el desarrollo cultural del país.
 
Con la llegada de la República, se anulan todas las Órdenes alfonsinas, con excepción de la Orden del Mérito Militar y la Orden de Isabel la Católica (que, sin embargo, van a ver su aspecto ligeramente modificado). La llegada de Franco al poder no va a suponer una restitución de ésta Orden, sino que en su lugar se va a crear la Orden de Alfonso X el Sabio, que aún hoy sigue en vigor.
 
Desde 1939, los miembros de la Orden podían solicitar su ingreso en la recién creada Orden de Alfonso X el Sabio.<ref>[http://boe.es/datos/pdfs/BOE//1939/106/A02134-02134.pdf Decreto creando la Orden de Alfonso X el Sabio.] Boletín Oficial del Estado núm. 106, de 16/04/1939, página 2134.</ref>
 
Usuario anónimo