Diferencia entre revisiones de «Batalla de Shiloh»

3 bytes eliminados ,  hace 3 meses
m
Deshecha la edición 129674990 de 62.57.247.7 (disc.)
(→‎Batalla de Shiloh: enlace interno)
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía aplic. móvil Edición vía aplic. para Android Revertido
m (Deshecha la edición 129674990 de 62.57.247.7 (disc.))
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil Deshacer Edición móvil avanzada
La '''batalla de Shiloh''', (también conocida como '''batalla de Pittsburg Landing'''), fue el mayor enfrentamiento en el [[escenario oeste]] de la [[Guerra Civil Estadounidense]], llevada a cabo entre los días 6 y 7 de abril de [[1862]] al sudoeste de [[Tennesse]]. Las fuerzas de los [[Estados Confederados de América|estados confederados]], bajo el mando de los generales [[Albert Sidney Johnston]] y [[P. G. T. Beauregard]], lanzaron un ataque sorpresa contra el [[Ejército de la Unión]] liderado por el [[Mayor General]] [[Ulysses S. Grant]], estando cerca de derrotarlos.
 
En el primer día de la batalla, las [[Ejército de los Estados Confederados|fuerzas confederadas]] atacaron con la intención de forzar la retirada de las tropas de la Unión lejos del [[río Tennessee]] y a los pantanos de Owl Creek al oeste, esperando derrotar al ejército de Tennessee liderado por Grant antes de que pudiera unirse a las fuerzas de Ohio al mando del Mayor General [[Don Carlos Buell]]. Las líneas de batalla de los confederados se confundieron durante la cruenta lucha, y los hombres de Grant se retiraron en dirección de Pittsburg Landing al noreste. Una posición en camino que se encontraba un poco hundido, apodado «El avispero», defendida por las divisiones de los generales de brigada Benjamin M. Prentiss y [[LewisW.H.L. Wallace]], proveyeron tiempo valioso al resto de la línea de la Unión para estabilizarse bajo la protección de numerosas baterías de artillería. El general Johnston murió durante el primer día de combate, y Beauregard, el segundo al mando, decidió no asaltar la posición de la Unión esa noche.
 
Los refuerzos del General Buell llegaron al atardecer y dieron la vuelta a la situación la mañana siguiente, cuando Grant lanzó un contraataque junto con toda la línea frontal. Los Confederados fueron obligados a retirarse de la batalla más sangrienta registrada de la historia de los Estados Unidos hasta ese momento, finalizando sus esperanzas de bloquear la invasión de las fuerzas de la Unión que avanzaban desde el norte del Misisipi.