Diferencia entre revisiones de «Los días del Venado»

 
== Argumento ==
El libro transcurre en un continente ficticio llamado ''las Tierras Fértiles'' reminiscente del [[continente Americano]], poblado por culturas que recuerdan a las de [[América precolombina]]. El prólogo explica el nacimiento de Misáianes, el hijo de la Muerte y manifestación del Odio Eterno, que juntó seguidores en las ''Tierras Antiguas'' y cruzó el mar para invadir las Tierras Fértiles.
en las ''Tierras Antiguas'' y cruzó el mar para invadir las Tierras Fértiles.
 
La primera parte del libro presenta a Dulkancellin, un guerrero del pueblo de los husihuilkes viudo, y a su familia: la Vieja Kush, sus hijos Thungür, Piukemán y Kume, y sus hijas Kuy-Kuyén y Wilkilén. La familia y el pueblo habitan en los Confines, una tierra al sur del continente. Juntos esperan la temporada de lluvias cuando reciben malos augurios: Dulkancellin sueña con una invasión, ThüngurThungür encuentra una pluma negra que presagia que deberá hacerse cargo de la familia, y Piukemán se interna con Wilkilén en terreno prohibido donde ve a Kupuka, el Brujo de la Tierra, realizar rituales extraños, para luego espantar a los hermanos del lugar.
 
La familia recibe la visita de Kupuka luego de que este se ausentara de la reunión comunal previa a las lluvias. EL mago les anuncia que recibirán una visita importante. Esta termina siendo un mensajero zitzahay llamado Cucub, quien llegó de la ciudad de Beleram enviado por los Supremos Astrónomos. Cucub llega para llevarse a Dulkancellin con él, pero la prueba de que es un mensajero de verdad y no un impostor (una pluma del ave kúkul) desaparece. La Vieja Kush intercede para que Dulkancellin no mate a Cucub, y Kume confiesa que él había escondido la pluma. Dulkancellin repudia a su hijo y, luego de los preparativos, parte con Cucub.
Los enviados de las Tierras Antiguas resultan ser los sideresios, comandados por Leogrós y Drimus, que se presentan de manera amistosa pero, al descubrir los habitantes de las Tierras Fértiles que son vasallos de Misáianes, escapan utilizando [[armas de fuego]], desconocidas para los nativos. Kupuka junta a un ejército husihuilke que llega desde el sur y los Señores del Sol envían ayuda desde el norte, para enfrentar a los sideresios que ya estaban causando estragos en poblaciones locales con ayuda de traidores, entre ellos Illán-che-ñe de los Pastores del Desierto y Molitzmós de los Señores del Sol.
 
En la tercera parte del libro, Dulkancellin guía la alianza del ejército husihuilke y zitzahay (llamada "el Venado") en emboscadas a los escuadrones de sideresios, robando armas y caballos, a los que aprenden a montar. En estas expediciones están Kume y ThüngurThungür, pero no Piukemán, que quedó en su hogar tras ser maldito por el Halcón Ahijador por su curiosidad. Tras algunos enfrentamientos exitosos y varias traiciones, el Venado es casi derrotado en un enfrentamiento en campo abierto con los sideresios, pero logra imponerse con la ayuda del ejército de los Señores del Sol y las criaturas reunidas por Kupuka. Dulkancellin queda mal herido. Kume, aún caído en desgracia, se infiltra en el campamento enemigo y hace explotar su almacén de pólvora, por lo que es empalado por los sideresios. Al descubrirlo, Dulkancellin persigue a los invasores hasta la costa, donde están escapando y muere por un balazo de Leogrós.
 
Tras la muerte de Dulkancellin, los pueblos de las Tierras Fértiles se empiezan a preparar para una segunda incursión en el futuro. ThüngurThungür se queda entrenando guerreros en Beleram. Cucub se une en matrimonio con Kuy-Kuyén y vuelve con los husihuilkes a los Confines.
 
== Recepción ==
4957

ediciones