Diferencia entre revisiones de «Marsilio de Padua»

102 bytes añadidos ,  hace 5 meses
m
Mejoras varias
m (Modificando enlaces a Laico (religión) (enlace cambiado a Laico (Iglesia católica); enlace cambiado a Laico (Iglesia católica); enlace cambiado a Laico (Iglesia católica)).)
m (Mejoras varias)
Nació en [[Padua]] de una familia de [[juez|jueces]] y [[notario]]s. Su padre, Bonmatteo de Maianardini, fue notario de la [[Universidad de Padua]]. El año de su nacimiento es incierto. Si bien algunas fuentes indican el año [[1275]], no se tiene certeza al respecto.
 
Se conoce muy poco de su infancia y su adolescencia. Completó sus estudios en la [[universidad]] de [[París]] en la facultadFacultad de [[Artes liberales]]
donde fue condecorado con la autoridad de rector en [[1313]]. El tiempo transcurrido en dicha ciudad influyó en gran medida en la evolución de su pensamiento. En [[París]] conoció a [[Guillermo de Ockham]] y [[Giovanni Jandun]]; con este último permaneció vinculado en gran amistad y con él llegó a sufrir el [[exilio]].
 
 
== Defensor Pacis ==
El ''Defensor pacis'' (''defensor de la paz'') escrito en [[1324]] es su obra más conocida. Su fundamento es el concepto de [[Paz]] entendida como base indispensable del [[Estado]] y como condición esencial de la actividad humana. Se trata de una obra laica, privada de [[retórica]], moderna y en algunos aspectos todavía actual. La necesidad del Estado no desciende ya de fines [[Ética|ético]]-[[religión|religiosos]], sino de la [[naturaleza]] humana en la búsqueda de una vida ''Suficientesuficiente'' y de la exigencia de realizar un fin genuinamente humano, y no otra cosa.
 
De esta búsqueda se derivan las diversas [[comunidades]], de la más pequeña a la más grande y compleja: el Estado, el cual se deriva de la necesidad de un ordenamiento de la comunidad que asegure la convivencia y el ejercicio de las propias funciones. Para Marsilio esta exigencia tiene características genuinamente humanas que no responden a finalidades éticas, sino reales, contingentes e [[historia|históricas]]. En la base del ordenamiento se encuentra la [[voluntad]] común de los ciudadanos, superior a cualquier otra voluntad.
[[Archivo:Ignoto, re ludovico IV, bull d'oro, 1329.JPG|300px|thumb|Sello de Luis IV de Baviera.]]
 
En los principios políticos de Marsilio es extraño [[Dios]], quien, sin embargo, estaba presente en las instituciones medievales como causa y fin. En el ''Defensor Pacis'' es considerado entre los factores secundarios y generales, siendo el hombreser humano la causa original de la asociación social y la base esencial y sustancial del Estado.
 
Por estos principios innovadores y modernos, tomando en cuenta la época en los que fueron formulados, Marsilio de Padua tuvo tanta resonancia y ha influido en el pensamiento contemporáneo. En las obras compiladas a principios del [[siglo XIV]], en relación a la lucha entre [[Felipe IV de Francia|Felipe el Hermoso]] y el [[papa]] [[Bonifacio VIII]], y del conflicto entre poder civil y papado, se plantea, aunque en manera no bien definida, la cuestión de la relación conflictiva entre Estado e Imperio: arena doctrinal donde los realistas oponen las razones del Rey de Francia a las pretensiones del Emperador.
 
Fueron [[Bartolo de Sassoferrato]] y la escuela italiana los que fijaron el principio ''Imperator est dominus totius mundi'' (El Emperador es el mundo entero), al cual responde la escuela de [[Toulouse]] con la fórmula ''Rex est Imperator in suo Regno'' (El rey es el emperador en su reino).
 
=== El Estado ===
Entre tantos escritores que se sirvieron del término [[Imperio]], tal vez solamente Dante lo entendió en la plenitud de la acepción y sobre todo como necesario. Solamente después de un largo trabajo político y doctrinal el Estado afirmará su autonomía en los conflictos con el mismo Imperio, nacerán las nuevas [[nación|naciones]] que con sus propias características de [[soberanía]] y [[territorio|territorialidad]] actuarán dentro y contra el Imperio. Sobre todo esto influiría ampliamente la [[reforma protestante]], que destruiría esa unidad religiosa que había sido la gran construcción [[Edad medieval|media]] y que había salvado al [[cristianismo]] de los bárbaros.
 
Marsilio configura al Estado como un organismo compuesto en el cual se encuentran ''Partes'', que tienen cada una su propia función. Esta distinción en ''Partespartes'', además de tener un origen genuinamente humano, tiene también una política establecida por el '''Humanus Legislator'' y es propiamente él quien manifiesta toda distinción, incluso la del [[sacerdocio]]. Considera el sacerdocio como una parte del Estado, una ''Parspars'' necesaria, pero nada más que la parte de un todo.
 
=== Forma del Estado ===
=== Naturaleza y fines del sacerdocio ===
 
En la segunda parte del Defensor Pacis Marsilio dedica al problema de las relaciones Estado e Iglesia y a su resolución muchas más páginas que en la primera parte. Ya explicamos incidentalmente como el [[sacerdocio]] es considerado nada más una parte del Estado, una ''pars'' necesaria, pero nada más que la parte de un todo. La [[ley divina]] es considerada como ''remedium'' al desorden y a la corrupción derivada del [[pecado]], el fin del sacerdocio es, por tanto, la predicación de esta ley divina que es, en definitiva, la ley evangélica.
 
El sacerdocio, por su carácter político derivado de ser una función del Estado, es por este mismo regulado. Se habla de ''pars sacerdotalis'' como se habla de ''pars agrícola'' o comercial y de esto se deriva la regulación del Príncipe a los ''pars'' de todas las instituciones que forman el Estado.
 
El fin preciso del sacerdocio es la enseñanza, la [[Predicador (religión)|predicación]] de la ley [[evangelio|evangélica]] y la explicación de las funciones exclusivamente espirituales en las cuales el príncipe no puede ni debe entrar mientras, cuando se hable de cuestiones civiles o políticas, interviene plena y legítimamente.
Es de los primeros estudiosos que distingue y separa el [[derecho]] de la [[moral]], asignando el primero a la vida civil y el segundo a la conciencia, con suma claridad y agudeza que es propia de los estudiosos modernos: en algunas de sus afirmaciones parece que se lee a [[Norberto Bobbio]].
 
Parece que Marsilio sea extraño a su época, casi un hombre del [[siglo XX]] trasplantado por error en el [[Siglo XIV]]. Se debe considerar el período histórico en el cual vivió para entender su relevancia, su carga de [[Humanismo renacentista|humanismo]] y su atención al hombreser humano en cuanto tal, su comprensión de dos diversos de ámbitos de la sociedad, el temporal y el espiritual, rindiendo justicia al primero sin transgredir al segundo, incluso intentando de situarlo en la justa dimensión que la reforma protesta se encargaría de evidenciar.
 
Marsilio es siempre un hombre de su tiempo, establemente anclado a su época, el medioevo, pero con instituciones que hacen un hombre nuevo en el proyecto del [[Renacimiento]], anticipador, según ciertas versiones, de aquel movimiento cultural que tiene sus raíces en el ocaso de la era medieval. La definición del nuevo concepto de Estado, autónomo, independiente de cualquier otra [[institución]] humana o, con mayor razón, eclesiástica es el más grande mérito del filósofo de [[Padua]].
Lucha contra la Iglesia pero solo para conservar o revalorar lo más verdadero, auténtico y originario contenido y significado. Casi reformista y [[Conservadurismo|conservador]] al mismo tiempo, conservador cuando acepta la necesidad de un orden constituido, de la [[religión]], de la [[moral]], entendidas en el sentido puro. Parecería un absurdo pero es propiamente a través de la lucha contra las instituciones clericales que Marsilio intenta salvar a la Iglesia.
 
La modernidad de Marsilio consiste también en el [[método]] de su [[razonamiento]] y de la terminología que utiliza, siempre sucinta y exhaustiva, ajena de cualquier tipo de [[retórica]]. Puede parecer un [[racionalismo|racionalista]], un [[positivismo|positivista]], pero siempre ubicando al hombreser humano en el centro de toda su obra.
 
Solamente [[Dante]] al igual que Marsilio será animado por los mismos ideales, pero allá donde Dante pierde el concepto de nación en el término universal ‘’’[[imperio]]’’’ Marsilio une el concepto de [[nación]] a aquel de [[Estado]] soberano. Nuestro autor se encuentra unido a Dante en la visión de la situación [[geopolítica]] italiana: ambos con gran dolor observan las desoladas condiciones en las cuales se encontraba [[Italia]], desmembrada en el [[territorio]] y dividida en los ideales.
3950

ediciones