Diferencia entre revisiones de «Juan de Valdés»

4 bytes añadidos ,  hace 1 mes
m
sin resumen de edición
m
{{otros usos|Juan Valdés}}
[[Archivo:Valdés Dialogo.gif|240px|thumb|''Diálogo de la Doctrina christiana'', 1529.]]
'''Juan de Valdés''' ([[Cuenca (España)|Cuenca]], [[1509]]-[[Nápoles]], [[1541]]) fue un [[humanista]], [[erasmismo|erasmista]] y escritor español. Se le tiene por evangélico o protestante aunque, según [[Marcel Bataillon]], murió "«en el seno de la Iglesia católica" ».<ref>Según Menéndez Pelayo, Valdés evolucionó hasta el protestantismo, pero esta opinión la discute Marcel Bataillon: aunque Valdés supo de Lutero y de Melanchthon, esta influencia no es decisiva; Valdés murió católico, aunque heterodoxo, y su demasiado fácil adscripción al protestantismo se debe a la evolución de ciertos discípulos suyos que pasaron a Ginebra. ''Cf''. Bataillon, M., ''Erasmo y España'', México, Fondo de Cultura Económica, 2008, 509-510</ref>.
Fue hermano, quizá gemelo, del también escritor y secretario real [[Alfonso de Valdés]].<ref>Según la declaración del 16 de junio de 1513 de «Sancho Muñoz, vecino de Cuenca», quien testifica que Fernando de Valdés, padre de los dos escritores, le dijo que «tenía guardadas las camisicas en que habían salido envueltos sus dos hijos del vientre de su madre, de los que nacieron de una ventregada». Al parecer se refiere a los escritores Alfonso y Juan; a este testimonio se suman otros sobre su gran parecido; asimismo, Erasmo los llamó «gemellus». ''Cf''. Manuel Amores, ''Papeles del Huécar'', n.º 15, abril-mayo de 2004, pág. 28 y José García López, ''Historia de la literatura española''. Barcelona: Vicens Vives, 1973, p. 171 y ss.</ref>
 
Son pocas y vagas las noticias que se tienen de sus primeros años. Perteneció a una importante familia de Cuenca: su padre era Fernando de Valdés, regidor perpetuo de dicha ciudad, hidalgo y de ascendencia asturiana, pero de abuela judeoconversa; por parte de madre era de indudable origen judeoconverso, ya que un tío materno suyo, Fernando de la Barrera, murió quemado en la plaza pública por judío relapso.<ref>{{cita web|apellidos1=Barbolani|nombre1=Cristina|título=Juan de Valdés|url=http://dbe.rah.es/biografias/4664/juan-de-valdes|obra=Diccionario biográfico de la Real Academia de la Historia|editorial=RAH}}</ref> Era una familia muy numerosa: Juan tenía seis hermanos y cinco hermanas. En 1523 lo encontramos en [[Escalona (Toledo)|Escalona]] ([[Toledo]]), en el séquito y servicio del II [[marqués de Villena]], [[Diego López Pacheco y Portocarrero]]; era adolescente y quizá [[paje]]. Debió ser este un periodo decisivo en su formación literaria y religiosa, pues declara en su ''Diálogo de la lengua'' haber leído joven numerosos [[libros de caballerías]], que en su madurez acabó detestando:
 
:''{{cita|Diez años, los mejores de mi vida, que gasté en palacios y cortes, no me empleé en exercicio más virtuoso que en leer mentiras, en las quales tomava tanto sabor que me comía las manos tras ellas. Y mirad qué cosa es tener el gusto estragado, que, si tomava en la mano un libro de los romançados en latín que son de historiadores verdaderos, o a lo menos que son tenidos por tales, no podía acabar conmigo de leerlos''.<ref>''Cf''. Juan de Valdés, ''Diálogo de la lengua'', ed. de Antonio Quilis Morales. Madrid: Ediciones Libertarias S. A., 1999, lib. VII.º, p. 200-201.</ref>}}
 
Declara admirar solamente el ''[[Amadís de Gaula]]'', el ''[[Palmerín de Inglaterra]]'' y el ''[[Primaleón]]''. Alaba el ''[[Romancero]]'' ("«de buena y clara sentencia"») y el ''[[Refranero]]'' por su estilo castizo, claro y expresivo, y condena el estilo impuro, oscuro y retórico de [[Juan de Mena]] y su escuela (no usa de "propios y naturales vocablos", sino unos "groseros" y otros "muy latinos" y "escribe tan escuro que no es entendido"), frente al más contenido y llano de parte de la [[lírica cancioneril]]. Por eso le desagrada además la mezcla de llaneza y cultismo, claridad y oscuridad, de que adolece ''[[La Celestina]]''. Si condena los vocabularios de [[Antonio de Nebrija]] es porque le parecen trabajos apresurados. Conocemos, además, que en el entorno del Marqués se movía el predicador laico [[Pedro Ruiz de Alcaraz]], quien, protegido por este, difundía en Castilla la corriente de los llamados [[alumbrado]]s, en contacto con la [[Reforma protestante]]. Alcaraz fue arrestado por la [[Inquisición]] española en 1524 y en ese mismo año Valdés abandonó la corte del Marqués.<ref>C. Barbolani, ''op. cit''.</ref>
 
Al parecer recibió también una esmerada educación humanística de la mano del intelectual italiano [[Pedro Mártir de Anglería]]; pero lo que está fuera de toda duda es que después estudió en [[Alcalá de Henares]], donde se le documenta ya en 1526. [[Eugenio Asensio]] creía que fue discípulo de [[Cipriano de la Huerga]], pero la crítica ya ha desechado tal hipótesis.<ref>C. Barbolani, ''op. cit.''</ref> A principios de [[1528]] comenzó su correspondencia con [[Erasmo de Róterdam]] y dejó ver su interés por las doctrinas [[Iluminismo|iluministas]] y reformistas. Debía estar muy enterado de las ideas protestantes, ya que su hermano [[Alfonso de Valdés|Alfonso]], muy protegido por el erasmista canciller [[Mercurino Arborio Gattinara|Gattinara]], acudía a las dietas convocadas con los protestantes en calidad de secretario de [[Carlos I de España|Carlos V]]. Al aparecer anónimo (bajo el nombre de "un religioso") su primer libro, ''Diálogo de doctrina cristiana'' ([[Alcalá de Henares]]: Miguel de Eguía, [[1529]]), se le denunció por herejía ante la [[Inquisición]] y, pese a ser secretos los procesos de esta institución, alguien se lo comunicó y se trasladó a [[Italia]], donde logró que el Papa aceptase sus proposiciones. Bajo su protección residió allí hasta el fin de sus días, pues fue nombrado [[gentilhombre]] de capa y espada de la corte del [[Médici]] [[Clemente VII (Papa)|Clemente VII]].<ref>C. Barbolani, "Una carta de [[Juan Ginés de Sepúlveda]] le supone en Roma en 1531. Un salvoconducto de 1532 del papa Clemente VII documenta que formó parte de su séquito en Roma; en él, el Papa le llama ''dilectum filium Johannem Valdesium Camerarium nostrum''", ''op. cit''. </ref> Sin embargo, lo cierto es que en esa obra hay numerosos textos del reformista [[Martín Lutero]] y sus seguidores traducidos y adaptados: