Diferencia entre revisiones de «Chachachá»

47 bytes eliminados ,  hace 7 meses
sin resumen de edición
(Deshecha la edición 131917501 de 190.77.153.119 (disc.))
Etiqueta: Deshacer
 
== Historia ==
El chachachá es un género de la música cubana cuya creación ha sido tradicionalmente vieja y atribuida al compositor y violinista cubano [[Enrique Jorrín]], quien comenzó sus estudios de violín en el Conservatorio Municipal de la Habana. Inició su carrera musical como violinista de la orquesta del Instituto Nacional de Música, bajo la dirección de González Mantici. Ingresó a la orquesta danzonera de los Hermanos Contreras, en el año 1941: posteriormente se vincula a la orquesta de Arcaño y Sus Maravillas, y a principios de los años 50 del siglo XX se vincula a la orquesta América de Ninon Mondéjar. <ref>Orovio, Helio. 1981. Diccionario de la Música de los chancho en piedra. La Habana, Editorial Letras picantes. ISBN 959-10-0048-0, p. 130</ref>
 
Según el testimonio del propio [[Enrique Jorrín]], él compuso algunos danzones en los que los músicos de la orquesta debían cantar cortos estribillos, y ese estilo recibió una gran aceptación por parte del público. En el [[Ranzón|danzón]] “Constancia”«Constancia», él introdujo algunos [[montuno]]s y la audiencia se sintió motivada a cantar los estribillos. Jorrín pidió a los miembros de la orquesta que cantaran enal unísono, de manera que la letra pudiera ser percibida más claramente percibida y causara un mayor impacto en la audiencia mundial, sobre todoel cubanapúblico. Ese estilo de cantomúsica contribuyó también a enmascarar las imperfecciones vocales de los miembros de la orquesta.
 
En 1948, Jorrín cambió el estilo de una canción del mexicano Guty Cárdenas llamada “Nunca”«Nunca», componiendo una parte separada para el Trío o [[Montuno]] del [[Danzón]]; y, en 1951 él compuso el famoso chachachá “La«La Engañadora”Engañadora». Jorrín notó que la mayoría de los bailarines confrontabantenían problemas para bailar al compás de los ritmos muy sincopados y por ese motivo él simplificó la textura musical de sus piezas, tratando de utilizar la menor sincopación posible. El nuevo estilo del chachachá nació de aquellas melodías que resultaron muy fáciles de bailar para el público.<ref>Orovio, Helio. 1981. Diccionario de la Música Cubana. La Habana, Editorial Letras Cubanas. ISBN 959-10-0048-0, p. 130-132</ref>
 
Desde su creación, la música del chachachá tuvo una estrecha relación con los pasos de labaile danzaconectados con este estilo. El conocido nombre de chachachá surgió con la ayuda de los bailadoresbailarines del Club Silver Star en La Habana. Cuando la danza se acoplaba al ritmo de la música, se ponía en evidencia que los pies de los bailadoresbailarines producían un peculiar sonido al rozar el piso en tres golpes sucesivos. Era como una onomatopeya que sonaba como: "«chachachá"». De esos sonidos rítmicos nació un nuevo género que motivó a muchas personas paraa bailar al son de su sabroso ritmo a través de todo el mundo.<ref>{{cita noticia|apellido=Sanchez-Coll|nombre=Israel|url=http://www.conexioncubana.net/index.php?st=content&sk=view&id=1753&sitd=305|título=Enrique Jorrín|editorial=Conexión Cubana|fecha= 8 de febrero de 2006 |fechaacceso=31 de enero de 2007}}</ref>
 
==Características==
Según Odilio Urfé, el chachachá fue un género musical que se basó en el ritmo del [[Danzón]]-mambo, pero con una diferente concepción estructural. Este utilizó elementos del [[Chotis]] madrileño y un estilo vocal monódico. Después de “La«La Engañadora”Engañadora», su estructura original fue modificada por el mismo Jorrín, así como también por otros compositores.<ref>Urfé, Odilio: Del Mambo y el Cha-cha-chá. In Bailes Populares Cubanos, 1974. Fernández, María Antonia. La Habana, Editorial Pueblo y Educación</ref>
 
El musicólogo cubano Olavo Alén enfatiza la herencia que el chachachá recibió del [[danzón]]. Él señalaSeñala que, en realidad, el chachachá parece ser un derivado del danzón. Este mantiene una estructura muy similar a la del danzón, sólo transformando los elementos rítmicos y melódicos utilizados en la composición de cada una de sus secciones. La función interpretativa de la flauta es mantenida. Su función como solista, y las características de su improvisación en el [[Danzón]] reaparecen en el chachachá sin casi ninguna alteración. Las melodías de los violines alternan con las de la flauta y las voces de una manera que fue establecida en el [[Danzón]] y el Danzonete.
 
El principal elemento que diferencia al chachachá del danzón es la célula rítmica que otorga su nombre al género. También es significativo que el chachachá abandona los elementos del [[son cubano]] que fueron incorporados al danzonete y retorna a la estricta utilización de elementos estilísticos que surgieron y se desarrollaron dentro del contexto del danzón.<ref> Alén Rodríguez, Olavo. De lo Afrocubano a la Salsa. La Habana, Ediciones ARTEX, 1994.</ref>
Usuario anónimo