Diferencia entre revisiones de «Triángulo de la violencia»

m
Mejoras pequeñas en la redacción
m (Revertidos los cambios de 201.114.104.217 (disc.) a la última edición de 181.199.39.182)
Etiqueta: Reversión
m (Mejoras pequeñas en la redacción)
[[Archivo:violencias.jpg|miniaturadeimagen|350px|Relaciones entre los tipos de violencia del triángulo de Galtung.]]
 
El '''triángulo de la violencia''' es un concepto introducido por [[Johan Galtung]] para representar la dinámica de la generación de la [[violencia]] en [[conflicto social|conflictos sociales]]. Según Galtung, la violencia es como un [[iceberg]], de modo que la violencia visible es solo una pequeña parte del conflicto. SolucionarloDisminuir o suprimirla supone actuar enante todos los tipos de violencia, que serían tres:
 
* La '''violencia directa''', la cual es la más visible, y se concreta con comportamientos y responde a actos de violencia.
* La '''violencia estructural''', que se centra en el conjunto de estructuras que no permiten la satisfacción de las necesidades y se concretamanifiesta, precisamente, en la negación de las necesidades.
* La '''violencia cultural''', la cual crea un marco legitimador de la violencia y se concreta en actitudes.
 
De los tres tipos de violencia (directa, estructural y cultural) la directa es clara y visible, por lo que resulta relativamente sencillo detectarla y combatirla. En cambio, la violencia cultural y la violencia estructural, son menos visibles, pues en ellas intervienen más factores, detectar su origen, prevención y remedio es más complicado.
 
Hacia los años 90 surge, de la mano dedel mismo Galtung, una nueva aproximación a la violencia al crearse el concepto de violencia cultural, que la define como una violencia, simbólica, que “se expresa desde infinidad de medios (simbolismos, religión, ideología, lenguaje, arte, ciencia, leyes, medios de comunicación, educación, etc.), y que cumple la función de legitimar la violencia directa y estructural, así como de inhibir o reprimir la respuesta de quienes la sufren, y ofrece justificaciones para que los seres humanos, a diferencia del resto de especies, se destruyan mutuamente y sean recompensados incluso por hacerlo”.<ref>Galtung, Johan. (2003). Tras la violencia, 3R: reconstrucción, reconciliación, resolución. Afrontando los efectos visibles e invisibles de la guerra y la violencia. Gernika: Bakeaz/Gernika Gogoratuz.</ref> Así, por ejemplo, se puede aceptar la violencia revolucionaria de grupos extremistas o en defensa de las ideologías totalitarias.
 
En el panorama sobre el tema de la violencia, la violencia estructural aportó una nueva visión, más dinámica, más procesual, más amplia, de la violencia de la que había hasta entonces. Pero aún quedaban incertidumbres por resolver: ¿por qué optaban las personas por el uso de la violencia aun cuando sus posibilidades de lograr una victoria que les beneficiase eran muy escasas, teniendo en cuenta que el poder siempre puede hacer uso de una violencia mayor, más planificada e incluso legalizada? ¿Por qué no se usan, habitualmente, fórmulas diferentes a la violencia? Las respuestas a estas preguntas vinieron del entorno cultural en el que todo ser humano se desarrolla y se educa<ref>{{Cita publicación|url=https://revistas.udistrital.edu.co/index.php/enunc/article/view/3589|título=La violencia verbal en el aula: análisis del macroacto de amenaza|apellidos=Rojas|nombre=Giovanny Castañeda|fecha=2011-01-01|publicación=Enunciación|volumen=16|número=1|páginas=58–69|fechaacceso=2020-10-23|idioma=en|issn=2248-6798|doi=10.14483/22486798.3589}}</ref>. Estamos educados en una [[cultura de violencia]], donde no se nos enseña, ni se nos permite, ver alternativas a la violencia. Porque en las escuelas y los demás medios de transmisión y reproducción de la cultura nos han enseñado la historia como una sucesión de guerras; estamos acostumbrados a que los conflictos se reprimen por la incuestionable autoridad paterna, o por la autoridad del macho sobre la hembra, o por las leyes nacionales o internacionales, o por la justificación de hechos terroristas, barricadas, saqueos e incendios; los medios de comunicación de masas nos venden como la única vía de solución de los conflictos internacionales el uso de los ejércitos, etc. Es decir, vivimos inmersos en una violencia constante, la cual se manifiesta a diario, en todos los ámbitos y a todos los niveles.
== Bibliografía ==
 
* Galtung, Johan. (2003). ''Tras la violencia, 3R: reconstrucción, reconciliación, resolución. Afrontando los efectos visibles e invisibles de la guerra y la violencia''. Gernika: Bakeaz/Gernika Gogoratuz.
* Fisas, Vicenç. (1998). ''Cultura de paz y gestión de conflictos.'' Barcelona: Icaria Editorial / Unesco.
 
== Referencias ==
3950

ediciones