Diferencia entre revisiones de «Paradoja de Peto»

5761 bytes añadidos ,  hace 8 meses
Secciónː Factores evolutivos
(Creación de «Paradoja de Peto»)
 
(Secciónː Factores evolutivos)
 
== Historia ==
Peto formuló la paradoja por primera vez en 1977. Mientras escribía una reseña sobre un modelo multietapa del cáncer, Peto se dio cuenta de que, atendiendo al volumen de células, los humanos éramos mucho menos susceptibles de padecer cáncer que los ratones. PetoPara explicar esta observación contraintuitiva, propuso que la variabilidad en las tasas de carcinogénesis por célula observada en distintas especies probablemente sepodía debíadeberse a factores evolutivos.<ref>{{Cita publicación|url=https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/eva.12018|título=The real war on cancer: the evolutionary dynamics of cancer suppression|apellidos=Nunney|nombre=Leonard|fecha=2013|publicación=Evolutionary Applications|volumen=6|número=1|páginas=11–19|fechaacceso=2021-04-05|idioma=en|issn=1752-4571|doi=10.1111/eva.12018|pmc=3567467|pmid=23396311}}</ref>
 
== Factores evolutivos ==
La evolución de los [[Organismo pluricelular|organismos pluricelulares]] ha requerido la supresión del cáncer en cierta medida,<ref>{{Cita publicación|url=https://doi.org/10.1016/j.tree.2011.01.002|título=Peto's Paradox: evolution's prescription for cancer prevention|apellidos=Caulin|nombre=Aleah F.|apellidos2=Maley|nombre2=Carlo C.|fecha=2011-04|publicación=Trends in Ecology & Evolution|volumen=26|número=4|páginas=175–182|fechaacceso=2021-04-05|issn=0169-5347|doi=10.1016/j.tree.2011.01.002|pmc=3060950|pmid=21296451}}</ref> y se han encontrado conexiones entre los orígenes de la multicelularidad y el cáncer.<ref>{{Cita publicación|url=https://www.pnas.org/content/90/8/3294|título=Acquired multicellular-mediated resistance to alkylating agents in cancer.|apellidos=Kobayashi|nombre=H.|apellidos2=Man|nombre2=S.|fecha=1993-04-15|publicación=Proceedings of the National Academy of Sciences|volumen=90|número=8|páginas=3294–3298|fechaacceso=2021-04-05|idioma=en|issn=0027-8424|doi=10.1073/pnas.90.8.3294|pmc=46286|pmid=8475071|apellidos3=Graham|nombre3=C. H.|apellidos4=Kapitain|nombre4=S. J.|apellidos5=Teicher|nombre5=B. A.|apellidos6=Kerbel|nombre6=R. S.}}</ref><ref>{{Cita publicación|url=https://doi.org/10.1186/1741-7007-8-66|título=Phylostratigraphic tracking of cancer genes suggests a link to the emergence of multicellularity in metazoa|apellidos=Domazet-Lošo|nombre=Tomislav|apellidos2=Tautz|nombre2=Diethard|fecha=2010-05-21|publicación=BMC Biology|volumen=8|número=1|páginas=66|fechaacceso=2021-04-05|issn=1741-7007|doi=10.1186/1741-7007-8-66|pmc=2880965|pmid=20492640}}</ref> Para dar lugar a cuerpos más grandes y [[Longevidad|longevos]], los organismos han tenido que suprimir, o, al menos, limitar la expansión de las células cancerosas.<ref>{{Cita publicación|url=http://genesdev.cshlp.org/content/26/9/877|título=Links between metabolism and cancer|apellidos=Dang|nombre=Chi V.|fecha=2012-05-01|publicación=Genes & Development|volumen=26|número=9|páginas=877–890|fechaacceso=2021-04-05|idioma=en|issn=0890-9369|doi=10.1101/gad.189365.112|pmc=3347786|pmid=22549953}}</ref> Las observaciones apuntan de forma consistente a que los organismos grandes, como los elefantes y las ballenas, presentan más adaptaciones genéticas que les permiten eludir el cáncer. La causa de que los organismos de tamaño intermedio presenten comparativamente menos de estos [[Gen|genes]] puede deberse a que la ventaja de prevenir el cáncer que aportan estos genes comportaconlleva asimismo importantes desventajas para los organismos de menorescaso tamaño, especialmenteen particular, una menor fertilidad.<ref>{{Cita publicación|url=http://www.nature.com/news/massive-animals-may-hold-secrets-of-cancer-suppression-1.12258|título=Massive animals may hold secrets of cancer suppression|apellidos=Gewin|nombre=Virginia|publicación=Nature News|fechaacceso=2021-04-05|idioma=en|doi=10.1038/nature.2013.12258}}</ref>
 
Varias especies han desarrollado diversos mecanismos para suprimir el cáncer.<ref>{{Cita noticia|título=Elephants: Large, Long-Living and Less Prone to Cancer|url=https://www.nytimes.com/2015/10/13/science/why-elephants-get-less-cancer.html|periódico=The New York Times|fecha=2015-10-08|fechaacceso=2021-04-05|issn=0362-4331|idioma=en-US|nombre=Carl|apellidos=Zimmer}}</ref> Un artículo publicado en ''Cell Reports'' en enero de 2015 afirmaba haber encontrado genes en la [[ballena de Groenlandia]] (''Balaena mysticetus'') que podrían estar asociados a la longevidad.<ref>{{Cita publicación|url=https://doi.org/10.1016/j.celrep.2014.12.008|título=Insights into the Evolution of Longevity from the Bowhead Whale Genome|apellidos=Keane|nombre=Michael|apellidos2=Semeiks|nombre2=Jeremy|fecha=2015-01|publicación=Cell Reports|volumen=10|número=1|páginas=112–122|fechaacceso=2021-04-05|issn=2211-1247|doi=10.1016/j.celrep.2014.12.008|pmc=4536333|pmid=25565328|apellidos3=Webb|nombre3=Andrew E.|apellidos4=Li|nombre4=Yang I.|apellidos5=Quesada|nombre5=Víctor|apellidos6=Craig|nombre6=Thomas|apellidos7=Madsen|nombre7=Lone Bruhn|apellidos8=van Dam|nombre8=Sipko|apellidos9=Brawand|nombre9=David}}</ref> Por entonces, otro equipo de investigadores identificó un [[polisacárido]] en la [[rata topo desnuda]] que parecía bloquear el desarrollo de [[Tumor|tumores]].<ref>{{Cita publicación|url=https://www.pnas.org/content/112/4/1053|título=INK4 locus of the tumor-resistant rodent, the naked mole rat, expresses a functional p15/p16 hybrid isoform|apellidos=Tian|nombre=Xiao|apellidos2=Azpurua|nombre2=Jorge|fecha=2015-01-27|publicación=Proceedings of the National Academy of Sciences|volumen=112|número=4|páginas=1053–1058|fechaacceso=2021-04-05|idioma=en|issn=0027-8424|doi=10.1073/pnas.1418203112|pmc=4313802|pmid=25550505|apellidos3=Ke|nombre3=Zhonghe|apellidos4=Augereau|nombre4=Adeline|apellidos5=Zhang|nombre5=Zhengdong D.|apellidos6=Vijg|nombre6=Jan|apellidos7=Gladyshev|nombre7=Vadim N.|apellidos8=Gorbunova|nombre8=Vera|apellidos9=Seluanov|nombre9=Andrei}}</ref> En octubre de 2015, dos estudios independientes demostraron que los elefantes tienen 20 copias del [[Gen supresor tumoral|gen supresor]] de tumores [[P53|TP53]] en su genoma, mientras que los humanos y otros mamíferos solo tienen una.<ref>{{Cita publicación|url=http://www.nature.com/news/how-elephants-avoid-cancer-1.18534|título=How elephants avoid cancer|apellidos=Callaway|nombre=Ewen|publicación=Nature News|fechaacceso=2021-04-05|idioma=en|doi=10.1038/nature.2015.18534}}</ref> Una investigación adicional demostró la presencia de 14 copias del gen en el ADN de [[Mammuthus|mamuts]] conservados, pero solo una copia del gen en el ADN de los [[manatíes]] y los [[jiráfidos]], los parientes vivos más cercanos del elefante.<ref>{{Cita publicación|url=https://doi.org/10.7554/eLife.11994|título=TP53 copy number expansion is associated with the evolution of increased body size and an enhanced DNA damage response in elephants|apellidos=Sulak|nombre=Michael|apellidos2=Fong|nombre2=Lindsey|fecha=2016-09-19|publicación=eLife|volumen=5|páginas=e11994|fechaacceso=2021-04-05|apellidos-editor=Espinosa|nombre-editor=Joaquín M|issn=2050-084X|doi=10.7554/eLife.11994|pmc=5061548|pmid=27642012|apellidos3=Mika|nombre3=Katelyn|apellidos4=Chigurupati|nombre4=Sravanthi|apellidos5=Yon|nombre5=Lisa|apellidos6=Mongan|nombre6=Nigel P|apellidos7=Emes|nombre7=Richard D|apellidos8=Lynch|nombre8=Vincent J}}</ref> Los resultados sugieren una relación evolutiva entre el tamaño de los animales y la supresión de tumores, como había teorizado Peto.
 
== Referencias ==
16 303

ediciones