Diferencia entre revisiones de «Meristemo»

303 bytes eliminados ,  hace 2 meses
tejidos vegetales
(Deshecha la edición 133968234 de 190.141.238.124 (disc.) a la última edición de SeroBot.)
Etiqueta: Deshacer
(tejidos vegetales)
Etiqueta: posible pruebas
De acuerdo a su posición espacial y a los tejidos y partes de la planta que originan, los meristemos pueden clasificarse en tres categorías: apical, lateral e intercalar.<ref name="Scott_1">{{cita libro|apellidos=Gilbert|nombre=Scott F|título=Biología del Desarrollo|año=2006|editorial=Editorial Médica Panamericana|ubicación=Buenos Aires, Argentina}}</ref>
 
=si lees esto te amo cra==Meristemos apicales===
Los primeros meristemos en aparecer durante el desarrollo del cuerpo vegetativo de una planta vascular están localizados en la punta de tallos y raíces. Debido a su localización, estos meristemos son llamados ''meristemos apicales''. Todos los tejidos meristemáticos primarios y por lo tanto todos los tejidos primarios de la planta se originan a partir del meristemo apical de la raíz o del meristemo apical del brote.
 
 
Las células que mantienen al meristemo con un flujo constante de células nuevas son llamadas células iniciales. estas se dividen de tal manera que entre pares de células hermanas una de ellas se convierte en desecho y la otra es capaz de dar origen a un nuevo cuerpo celular, estas últimas se conocen como células derivadas las cuales logran dividirse muchas veces.
En un meristemo apical típico pueden distinguirse tres capas de células cada una de las cuales dará lugar a tejidos y órganos diferentes. Estas capas celulares son llamadas L1, L2 y L3. Las divisiones celulares de las capas L1 y L2 son anticlinales, es decir, solo pueden dividirse de forma perpendicularr a la superficie del meristemo y por ello sus células hijas permanecerán siempre en la misma capa. Las divisiones celulares de la capa L3 tienden a ser menos regulares y en todos los planos, así mismo, son capaces de rellenar el interiordrior del meristemo. Para poder determinar las estructuras que originan estas diferentes capas celulares, investigadores han optado por la construcción de quimeras. Las plantas quiméricas están compuestas de capas que dan origen a fenotipos con marcadores distinguibles, de acuerdo a diferencias en el genotipo de cada capa. Las quimeras han sido usadas además para demostrar la capacidad de las capas de que cada capa celular individual puede influir sobre el desarrollo de una capa adyacente.<ref name="Scott_1">{{cita libro|apellidos=Gilbert|nombre=Scott F|título=Biología del Desarrollo|año=2006|editorial=Editorial Médica Panamericana|ubicación=Buenos Aires, Argentina}}</ref>
 
En un meristemo apical típico pueden distinguirse tres capas de células cada una de las cuales dará lugar a tejidos y órganos diferentes. Estas capas celulares son llamadas L1, L2 y L3. Las divisiones celulares de las capas L1 y L2 son anticlinales, es decir, solo pueden dividirse de forma perpendicular a la superficie del meristemo y por ello sus células hijas permanecerán siempre en la misma capa. Las divisiones celulares de la capa L3 tienden a ser menos regulares y en todos los planos, así mismo, son capaces de rellenar el interior del meristemo. Para poder determinar las estructuras que originan estas diferentes capas celulares, investigadores han optado por la construcción de quimeras. Las plantas quiméricas están compuestas de capas que dan origen a fenotipos con marcadores distinguibles, de acuerdo a diferencias en el genotipo de cada capa. Las quimeras han sido usadas además para demostrar la capacidad de las capas de que cada capa celular individual puede influir sobre el desarrollo de una capa adyacente.<ref name="Scott_1">{{cita libro|apellidos=Gilbert|nombre=Scott F|título=Biología del Desarrollo|año=2006|editorial=Editorial Médica Panamericana|ubicación=Buenos Aires, Argentina}}</ref>
 
Además de la organización por capas, los meristemos apicales activos también poseen un patrón de zonas funcionales de organización radial llamado zonación citohistológica. Cada zona está compuesta por células que pueden ser distinguidas de acuerdo con su plano de división, su tamaño y sus grados de vacualización. Estas zonas también exhiben diferentes patrones de expresión genética, reflejando una diferencia funcional en cada zona. La primera de estas es la zona central, la cual es encontrada en la parte superior de los centros de los meristemos activos y está compuesto por células altamente vacuoladas que se dividen infrecuentemente, es un lugar de autorenovación de células madre. Flanqueando la zona central se encuentra la zona periférica, una región en forma de dona de células más pequeña y con una mayor tasa de división celular las cuales darán lugar a la formación de las hojas y los meristemos florales de inflorescencia. Finalmente se encuentra la zona de costilla, debajo de las dos regiones anteriormente descrita. En esta zona, la diferenciación y elongación celular darán lugar al tejido interno del tallo de la planta.<ref name="Lincoln_1">{{cita libro|apellidos=Taiz|nombre=Lincoln|título=Plant Physiology|año=2007|editorial=Sinauer Associates Inc. Publishers|isbn=978-0-87893-866-7}}</ref>