Diferencia entre revisiones de «Castilla y León»

1 byte eliminado ,  hace 6 meses
Etiqueta: Revertido
Etiqueta: Revertido
En tiempos de la [[Primera República Española|Primera República]] (1873-1874), los [[Partido Republicano Federal|republicanos federales]] concibieron el proyecto de crear un único estado federado de once provincias en el valle del Duero español, que además hubiera comprendido las provincias de Santander y Logroño.<ref name="República" /> Muy pocos años antes, en 1869, como parte de un manifiesto, republicanos federales representantes de las 17 provincias de Albacete, Ávila, Burgos, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, León, Logroño, Madrid, Palencia, Salamanca, Santander, Segovia, Soria, Toledo, Valladolid y Zamora propusieron en el llamado [[Pacto Federal Castellano]] la conformación de un ente formado por dos «estados» diferentes: el estado de Castilla la Vieja —que habría estado constituido por las actuales provincias castellanas y leonesas junto con las de Logroño y Santander—, y el estado de Castilla la Nueva —que se habría conformado por las actuales provincias de [[Castilla-La Mancha]] más la [[provincia de Madrid]]—.{{Harvnp|González Clavero|2004|p=258}}{{Harvnp|Serrano García|1985|p=256}} El fin de la República, a principios de 1874, dio al traste la iniciativa.<ref name="Investigaciones his" />
 
En 1921, con motivo del cuarto centenario de la [[batalla de Villalar]], el [[Ayuntamiento de Santander]] abogó por la creación de una mancomunidad castellanascastellana y leonesa de once provincias, idea que se mantendría en años posteriores. A finales de 1931 y principios de 1932, desde León, [[Eugenio Merino]] elaboró un texto en el que ponía las bases de un [[regionalismo castellanoleonés]]. El texto se publicó en el ''Diario de León''.<ref name="catecismo" />
[[Archivo:Tribunal_garantias_constitucionales_provincias.jpg|miniatura|izquierda|León y Castilla la Vieja nombraron vocales propios en el Tribunal de Garantías Constitucionales de la [[Segunda República Española]].]]
Durante la [[Segunda República Española|Segunda República]], sobre todo en 1936, hubo una gran actividad regionalista favorable a una región de once provincias, e incluso se llegaron a elaborar unas bases de Estatuto de Autonomía. El ''Diario de León'' abogó por la formalización de esta iniciativa y la constitución de una región autónoma con estas palabras: {{cita|Unir en una personalidad a León y Castilla la Vieja en torno a la gran cuenca del Duero, sin caer ahora en rivalidades pueblerinas.|''Diario de León'', 22 de mayo de 1936.}}
Usuario anónimo