Diferencia entre revisiones de «Arthur Newell Strahler»

m
Reemplazos con Replacer: «río Mississippi»
m (Correcciones ortográficas con Replacer (herramienta en línea de revisión de errores))
m (Reemplazos con Replacer: «río Mississippi»)
En la aplicación del Orden de cursos de agua de Strahler a la hidrología, cada segmento de un arroyo o río dentro de una red fluvial es tratado como el nodo en un árbol, tratando al segmento aguas abajo como su padre. Cuando dos cursos de agua de primer orden se unen, forman un curso de agua de segundo orden. Y de esta manera, cuando dos cursos de agua de segundo orden confluyen, forman un curso de agua de tercer orden. Los cursos de agua de orden inferior al unirse a un curso de agua de orden superior no cambian el orden del curos de agua superior. Por lo tanto, si una corriente de primer orden se une a una corriente de segundo orden, el curso de agua resultante sigue siendo de segundo orden. Por el contrario, cuando confluyen dos cursos de agua de segundo orden el cursos de agua resultante es de tercer orden. Al igual que con los árboles matemáticos, un segmento con índice i debe ser alimentado por al menos 2 i - 1 afluentes diferentes de índice 1. Shreve señaló que las Leyes de Horton y Strahler deberían esperarse de cualquier distribución topológicamente azar. Una revisión posterior de las relaciones confirmó este argumento, estableciendo que, desde las propiedades de las leyes descritas, no se pueden sacar conclusiones para explicar la estructura o el origen de la red de corriente.
 
Para asignar a un curso de agua una característica hidrológica, este debe ser intermitente o permanente. Cursos de agua intermitente SOn los que poseen agua en el canal durante una parte del año. El índice de un arroyo o río puede variar de 1 (una corriente sin afluentes) a 12 (el río más poderoso, el Amazonas, en su desembocadura). El río Ohio es del orden de ocho, el río MississippiMisisipi es de orden 10 y se estima que el 80% de las corrientes en el planeta son primera cursos de agua de tercer orden.
 
Si la relación de bifurcación de una red fluvial es baja, existe una mayor probabilidad de inundaciones, ya que el agua se concentra en un solo canal en lugar de esparcirla en la cuenca.
26 654

ediciones