Diferencia entre revisiones de «Ordoño II de León»

No hay cambio en el tamaño ,  hace 11 meses
m
sin resumen de edición
mSin resumen de edición
Por motivos desconocidos, los hijos de Alfonso III se rebelaron contra su padre en el año 909. Aunque el infante [[García I de León|García]], hermano de Ordoño, fue apresado y encerrado en el [[castillo de Gauzón]], un año después Alfonso III fue obligado por sus hijos a abdicar y a repartir el reino entre ellos.{{Harvnp|Lévi Provençal|1957|p=279}} El reino de León correspondió al hijo primogénito, el infante [[García I de León|García]], el de Asturias correspondió al infante [[Fruela II de León|Fruela]] y el de Galicia al infante Ordoño, subordinados ambos hermanos menores a García.{{Harvnp|Suárez Fernández|1976|p=253}}{{Harvnp|Lévi Provençal|1957|p=279}} Alfonso III falleció en la ciudad de [[Zamora]] el 20 de diciembre del año 910.{{Harvnp|Lévi Provençal|1957|p=279}}
 
García I mantuvo relaciones distantes y conflictivas con su hermano Ordoño. Cuando Alfonso III falleció, García impidió al obispo [[Genadio de Astorga]] que llevase a la ciudad de [[Santiago de Compostela]] los quinientos [[mizcal]]es que Alfonso III había donado al santuario del apóstol.{{Harvnp|GracíaGarcía-Osuna|2008|pp=25-28}}
 
Se computaba el cuarto año del reinado privativo de Ordoño en Galicia cuando ''Urdun ibn Adfuns'' —en expresión de la ''[[Crónica anónima de al-Nasir]]''— llegó a [[Évora]] el día 19 de agosto de 913 con un ejército de treinta mil hombres, entre jinetes, infantes y arqueros, y, aprovechando la existencia de un [[Vertedero (basura)|basurero]] junto a las murallas, penetró en la ciudad y la saqueó.{{Harvnp|Lévi Provençal|1957|pp=279-280}} En un solo día desbarató la resistencia de la ciudad, causando la muerte del gobernador [[Marwan Abd al-Malik]] y la de los setecientos hombres que componían la guarnición.{{Harvnp|Lévi Provençal|1957|p=280}} Capturó a cuatro mil personas, en su mayoría mujeres y niños, con los que emprendió el camino de regreso a su territorio al día siguiente de su llegada a Évora.{{Harvnp|Lévi Provençal|1957|p=280}} Según menciona la misma crónica, ''"No había memoria en al-Andalus de un desastre del [[islam]], por parte del enemigo, más afrentoso y terrible que éste"''.{{Harvnp|Martínez Díez|2004|pp=233-235}}