Diferencia entre revisiones de «Era de los Descubrimientos»

m
sin resumen de edición
(América y Australia y unas palabras que estaban mal)
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil Edición visual
m
Durante estas exploraciones, los europeos llegaron a territorios habitados y deshabitados que anteriormente no conocían, la mayoría de los territorios ya estaban habitadas, algunos estudiosos recientes llaman a esta era como el '''período de contacto''' o la '''era de la expansión europea'''<ref name="Cultural Survival">{{cite web | title=The Lesser Antilles in the Age of European Expansion | website=Cultural Survival | url=http://www.culturalsurvival.org/publications/cultural-survival-quarterly/lesser-antilles-age-european-expansion | access-date=Sep 9, 2021}}</ref>. Entre los exploradores más famosos de la era de las exploraciones se encuentran [[Cristóbal Colón]], [[Vasco da Gama]], [[Pedro Álvares Cabral]], [[Juan de la Cosa]], [[Bartolomé Díaz]], [[Juan Caboto]], [[Diego García de Moguer]], [[Fernando de Magallanes]], [[Juan Sebastián Elcano]], [[Andrés de Urdaneta]], [[Diego de Almagro]], [[García Jofre de Loaísa]] y [[Miguel López de Legazpi]], [[Francisco Pizarro]], [[Francisco de Orellana]], [[Hernán Cortés]], etc.
 
La Era de los Descubrimientos resultó la aventura por [[antonomasia]] debido a lo precario de los medios utilizados: los navíos de la época resultaban muy débiles ante las tormentas, los pilotos y capitanes no podían determinar con precisión la [[longitud (cartografía)|longitud]],<ref group="lower-alpha">Este asunto trajo de cabeza a los matemáticos y navegantes durante siglos, así como a los Imperios del momento. La ''cuestión de la longitud'' se convirtió en materia de Estado: la cada vez más frecuente. La navegación oceánica carecía de algo tan elemental como poder determinar con precisión una de las coordenadas de la posición de un buque en alta mar. Las consecuencias eran pérdidas de tiempo, de cargas, y, como no, naufragios frecuentes. No será sino hasta el siglo XVIII cuando el relojero inglés [[John Harrison]] resuelve el problema al construir un cronómetro eficaz. A partir de entonces cualquier nave conocía la hora del puerto de salida, en cualquier momento, de modo que comparándola con la hora de a bordo al culminar el [[Sol]] -mediodía-, u otro astro conocido, la longitud de la posición, el [[meridiano]], se calculaba inmediatamente.</ref> los cascos de madera de las naves eran atacados por [[broma (molusco)|teredos]],<ref group="lower-alpha">También conocidos como ''bromas'', los ''teredos'' son unos [[molusco]]s marinos que taladran la [[madera]] sumergida, excavando túneles en ella. Podían ser devastadores en las naves de entonces, destruyendo, literalmente, los cascos.</ref> la alimentación resultaba inadecuada para largas travesías,<ref group="lower-alpha">Los métodos de conservación de la época, como el ahumado y el salado, permitían llevar muy pocos alimentos ricos en [[vitamina C]] por lo que pronto las tripulaciones comenzaban a padecer el [[escorbuto]], en muchos casos con resultados de muerte.</ref> la higiene y las condiciones de vida a bordo eran malas y en las expediciones por tierra la flora y sus enfermedades constituyeron un peligro tan grande o más que la hostilidad de los habitantes. Sin embargo, impulsados por la esperanza de obtener fortuna personal, materias primas muy valoradas en los mercados, fundar una nueva sociedad.. o acrecentar los territorios de sus respectivos gobernantes, numerosos europeos se embarcaron en expediciones de resultado incierto.
 
== Antecedentes ==