Diferencia entre revisiones de «Cristina Peri Rossi»

3 bytes añadidos ,  hace 2 meses
m
Revertidos los cambios de 190.133.52.135 (disc.) a la última edición de Fadesga
(→‎El erotismo: contenido)
Etiquetas: Revertido Edición desde móvil Edición vía web móvil
m (Revertidos los cambios de 190.133.52.135 (disc.) a la última edición de Fadesga)
Etiqueta: Reversión
 
=== El erotismo ===
Peri Rossi usa su escritura como vehículo para explorar el deseo sexual, como es el caso de su relato ''Una pasión prohibida'' (1986) y su ensayo ''Fantasías eróticas'' (1991). Con ''Fantasías eróticas'', intentó liberar el erotismo de la dominación masculina.<ref>{{harvsp|Geisdorfer Feal|1995|p= 216}}</ref> El libro discute detalles del cableerotismo como el mundo de las muñecas inflables, la prostitución, las fantasías de violación, fetichismo y sadomasoquismo.<ref>{{harvsp|Geisdorfer Feal|1995|p= 217}}</ref> Peri Rossi examina cómo la imaginación y las fantasías eróticas están excluidas de la vida matrimonial y explora la idea de usar una prostituta para cumplir las fantasías eróticas con el fin de evitar la mezcla de fantasía y realidad.<ref>{{harvsp|Geisdorfer Feal|1995|pp= 220, 221}}</ref> En ''Fantasías eróticas'', sostiene que el erotismo masculino utiliza el sexo como poder, dominación y humillación mientras el erotismo femenino es siempre humanizado.<ref>{{harvsp|Geisdorfer Feal|1995|p= 218}}</ref> A menudo esta exploración es tan explícita que algunas historias pueden ser clasificadas como semipornográficas.<ref name="gonzalezechevarria438" /> Ella nos da la propia definición de lo erótico «una actividad cultural, la satisfacción elaborada de una necesidad instintiva».<ref>{{harvsp|Corbalán|2008|p =11}}</ref>
 
En una entrevista, ella explicó que su lesbianismo (otra fuente de desaprobación por parte de su familia, al punto de ser sometida a terapia psicoanalítica) está íntimamente relacionado con su escritura. Por ejemplo, en 1971 publicó una colección de poesía bajo el título griego ''Evohé'', que trata de la pasión erótica y la transgresión del sujeto femenino.<ref name="perezsanchez224">{{harvsp|Pérez-Sánchez|2000|p=224}}</ref> El lenguaje de pasión y deseo en esta obra, en la que «palabra» se convierte en sinónimo para «mujer,» se ha clasificado como subversivo.<ref>{{harvsp|Mora|1990|p= 437}}</ref> Una buena parte de su narrativa y de su obra poética trata desde diversos puntos de vista el tema del deseo. Según ella «el deseo es el motor de la existencia» y «una de las maneras de estar vivo es ser deseante».<ref>{{Harvsp|Pérez Fondevila|2005|p= 182 }}</ref>