Diferencia entre revisiones de «Alejo I Comneno»

3638 bytes añadidos ,  hace 1 mes
 
==== Antioquía ====
Los cruzados llegan frente a [[Antioquía]] el 21 de octubre de 1097<ref Nogroup=N>Excepto 40[[Balduino I de Jerusalén |Balduino de Boulogne]] ocupado en la construcción de una fortaleza en el noreste que luego se convirtió en [[Condado de Edesa]].</ref>. Bohemundo, impresionado por el tamaño y el poder de los muros, decide convertirlo en su bastión. Tomando el ejemplo de Alejo en Nicea, decide que la ciudad debe rendirse a él solo para que sus afirmaciones sean difíciles de desafiar. Pero el asedio dura mucho tiempo y comienza la hambruna. La retirada hacia [[Chipre]]<ref group=N>Chipre 41es la isla por la que transitan los suministros y la asistencia bizantinos en dinero, armas y caballos.</ref> de Tatikios (febrero de 1098), representante de Alejo, salida que justifica anunciando que debe regresar al territorio imperial para organizar un mejor abastecimiento, es inmediatamente explotada por Bohemundo. Dado que el representante del emperador deja el ejército, la cruzada se considera liberada de cualquier obligación hacia Alejo 95{{sfn|Chalandon|1900|p=201-202}}. Lo que en lenguaje sencillo significa que la ciudad de Antioquía no debería serle entregada. La llegada el 4 de marzo de 1098 del material de asedio enviado por Alejo no cambia la mentalidad de los occidentales. Finalmente, Bohemundo logra que la ciudad sea liberada por traición el 3 de junio de 1098. Pero el 7 de junio un ejército musulmán dirigido por [[Kerbogha]] a su vez asedia a los cruzados en Antioquía 96 97{{sfn|Bréhier|2006|p=257}}{{sfn|Richard|1996|p=64-65}}.
 
La única posibilidad de salvación para los cruzados es, por tanto, la llegada del emperador Alejo. Éste, tras la reconquista del sur de Asia Menor por Juan Ducas (finales de 1097-principios de 1098), toma la cabeza de su ejército y avanza hacia Antioquía. En el camino, se encuentra en [[Akşehir|Philomélion]] cerca de Attaleia, a [[Esteban II de Blois]], uno de los líderes cruzados que huyó del sitio de Antioquía el 2 de junio poco antes de la toma de la ciudad, y que le dice que los selyúcidas ciertamente aniquilaron la cruzada 98{{sfn|Bréhier|2006|p=257-258}}. Alejo no tiene motivos para dudar de la historia de Esteban II de Blois<ref group=N>Esteban 42de Blois según la "Crónica Anónima" dijo al Emperador: "Sepa que Antioquía está tomada(...) y que todos estamos bajo un asedio abrumador, y supongo que mientras hablo, exterminado por los turcos. Gire sobre sus talones lo más rápido posible, para no caer en sus manos, usted y el ejército, que lidera con usted. ".</ref> y continuar su ofensiva le parece peligroso frente a los selyúcidas a quienes imagina intoxicados por la victoria. Además, se entera de que los selyúcidas están concentrando tropas en la región del Alto Éufrates. El riesgo de ser atrapado en un movimiento de pinza por dos ejércitos selyúcidas le parecía importante. Alejo reúne a sus oficiales y su consejo y anuncia que se retira y está satisfecho con las importantes ganancias territoriales obtenidas hasta entonces. Un medio hermano de Bohemundo, al servicio del emperador durante años, Guy, le pide a Alejo que continúe, convencido de que todavía hay tiempo para salvar la cruzada pero Alejo permanece intratable y el [[ejército bizantino]] vuelve al norte<ref>''Gesta 99Francorum'', 100{{IX}}, 27.</ref><ref>Sur la question du retrait d'Alexis, voir {{Article|langue=en|auteur=Adam Sitar|titre=The Retreat of {{souverain-|Alexios I}} Komnenos from Philomelium in 1098|périodique=Byzantinoslavica|année=2018|pages=253-273|volume=76}}.</ref>.
 
Esta decisión tiene, para el resto de las Cruzadas, un impacto considerable. A corto plazo arregla las ambiciones de Bohemundo que lo aprovecha para reclamar con más fuerza la posesión de Antioquía. A largo plazo, esta decisión de Alejo refuerza la desconfianza de los cruzados hacia los bizantinos ortodoxos. La victoria de los cruzados sobre Kerbogha el 28 de junio plantea inmediatamente el problema de la devolución de la ciudad. Pero la noticia de la retirada de Alejo pronto llegó a los cruzados, especialmente porque Alejo tardó en responder a las embajadas enviadas. A sus ojos, esto equivale a un soberano que no cumple con sus obligaciones de brindar asistencia. Habían esperado que una vez que llegaran a Antioquía, el Emperador los apoyaría en su conquista del resto de [[Tierra Santa]]. La opinión que prevalece entonces entre los cruzados es que el emperador es despojado de sus derechos sobre la ciudad y que ellos mismos son liberados de su juramento hacia Alejo 101 102 103{{sfn|Malamut|2007|p=388-389}}{{sfn|Lilie|1993|p=186}}{{sfn|Richard|1996|p=68-70}}.
 
Alejo envía en vano en marzo de 1099 una embajada para exigir la restitución de la ciudad. Ofreció apersonarsepara participar en la reconquista de Jerusalén, pero los cruzados se negaron (con la notable excepción de [[Raimundo IV de Tolosa|Raimundo de Saint-Gilles]]). El conde de Toulouse es el único jefe cruzado que mantiene buenas relaciones y relaciones privilegiadas con Alejo<ref group=N>Las 43relaciones entre Raimundo y Bohemundo son espantosas.</ref>. Regresó así a los bizantinos la ciudad de Laodicea (febrero de 1099) de la que había sido protector desde el verano de 1098<ref group=N>Laodicea, 44recuperada de los turcos por el corsario Guynemer de Boulogne alrededor de agosto de 1097, fue arrancada de este último por marineros ingleses y cedida al duque de Normandía [[Roberto II de Normandía|Robert Courteheuse]]. Finalmente, en el verano de 1098 fue [[Raimundo IV de Tolosa|Raimundo de Saint-Gilles]] quien se convirtió en su protector.</ref>. Alejo trató de recuperar el control de los puertos de [[Cilicia]] y el norte de [[Siria]]. Para ello envía tropas desde Chipre. Una flota de [[República de Pisa|Pisa]] saqueó las [[islas Jónicas]] en 1099 y luego intentó apoderarse de Laodicea con la ayuda de Bohemundo. Raimundo de Saint-Gilles regresó rápidamente de Jerusalén y obligó a Bohemundo a levantar el sitio 104{{sfn|Ostrogorsky|1996|p=385}}.
 
===== El fracaso de Raimundo de Saint-Gilles =====
Por tanto, a principios del año 1100, dos señores occidentales compartían el norte de Siria: Bohemundo en Antioquía y Raimundod de Saint-Gilles, que controlaba Laodicea “en nombre del emperador” 105{{sfn|Richard|1996|p=82}}. Es cierto que Alejo cuenta con Raimundo para recuperar Antioquía de Bohemundo. Surge una oportunidad con la llegada a Constantinopla de una [[Cruzada de 1101|nueva cruzada]]. Raimundo se rindió apresuradamente (Junio 1100) en Constantinopla donde fue investido con el mando de los cruzados<ref group=N>Sin 45saber si fue por iniciativa propia o del Emperador.</ref>. Hace un segundo juramento a Alejo, pero un juramento diferente al de 1097. Ya no se trata de devolver al Imperio las antiguas tierras bizantinas reconquistadas (a excepción de Antioquía) sino de constituir un estado independiente, liderado por Raimundo, bajo soberanía bizantina. Esta nueva cruzada, compuesta en su mayor parte por [[lombardos]], normandos y francos (allí encontramos a Esteban II de Blois) toma prestada, contra el consejo de Alejo, el camino hacia el noreste de Anatolia. Parece que el objetivo desplegado por algunos de sus líderes es la liberación de Bohemundo, hecho prisionero poco tiempo antes por los selyúcidas (Agosto 1100) y los Danisméndidas y retenido en [[Capadocia]], en [[Sivas]]. Los cruzados son derrotados por los diversos emires turcos de la región. Raimudno de Saint-Gilles y Esteban II de Blois, sin embargo, lograron huir y llegar a la capital del Imperio (septiembre de 1101). Al principio, Alejo se pone furioso con Raimundo, quien huyó en medio de una batalla, pero rápidamente se reconcilia con él. El conde de Toulouse permaneció en Constantinopla durante algún tiempo antes de regresar a Siria 106{{sfn|Malamut|2007|p=391-394}}.
 
En efecto, el sobrino de Bohemundo, Tancredo de Hauteville, toma Laodicea de manos de los bizantinos (1102) y toma algunas ciudades de Cilicia. Raimundo de Saint-Gilles intentó en vano apoderarse de la ciudad nuevamente, luego firmó un tratado con Tancredo de Hauteville que reconocía la posesión de Antioquía y Laodicea a los normandos 107{{sfn|Richard|1996|p=87}}. El conde de Toulouse se apodera de [[Tartús|Tortosa]] antes de descender más al sur para sitiar [[Trípoli (Líbano)|Trípoli]] que desea convertir en su capital. Sin embargo, su fracaso, así como el de Alejo, contra Bohemundo y Tancredo es evidente. Antioquía permanece controlada por los normandos y Raimundo ya no puede disputar el norte de Siria con su competidor. Alejo, sin embargo, disocia sus malas relaciones con Bohemoundo de sus relaciones con los otros cruzados. Así obtiene, contra rescate, la liberación de los francos que habían sido hechos prisioneros en la [[batalla de Ramla]] en mayo de 1102 108{{sfn|Malamut|2007|p=394-395}}.
 
===== El Tratado de Déabolis =====
Alejo, sin embargo, intentó una nueva intervención en 1103. Laodicea es tomada por una fuerza expedicionaria bizantina mientras las ciudades de Cilicia se rebelan contra los normandos. Bohemundo (liberado por los selyúcidas en mayo de 1103) y Tancredo no tenía la mano de obra necesaria para ocupar el principado y Alejo tenía el control del mar. Bohemundo decidió entonces partir hacia [[Italia]] (enero de 1105) donde levantó un ejército de normandos. Luego va a [[Francia]] y busca establecer una cruzada contra Alejo. Afirma que el emperador traicionó a los cruzados en Antioquía, así como la cruzada de 1101. Estas mentiras encuentran un amplio eco en Occidente. Las cartas diplomáticas de Alejo, encontradas en 1099 en el equipaje del sultán [[Califato fatimí|fatimí]] de [[Egipto]], con quien mantiene excelentes relaciones, tras la [[Batalla de Ascalón|batalla de Ascalon]] prueban a los ojos de los cruzados la connivencia entre Alejo y los príncipes musulmanes. Es por eso que los cautivos de Ramla, liberados por Alejo, son colmados de regalos por el basileus antes de ser enviados de regreso a Europa para refutar las calumnias de Bohemundo 109{{sfn|Malamut|2007|p=412}}.
 
Este último recibe la bendición del Papa [[Pascual II]] para una cruzada contra Constantinopla. Bohemundo de Tarento se casa con [[Constanza de Francia (1078-1126)|Constanza de Francia]], la hija del rey franco [[Felipe I de Francia|Felipe I]] y obtiene la mano de [[Cecilia de Francia]], otra hija de Felipe I, para Tancredo de Hauteville que permaneció en Antioquía. El 9 de octubre de 1107 Bohemundo desembarco en [[Vlorë|Avlóna]] en [[Epiro]] con un gran ejército y luego, el 13, puso sitio a [[Durrës|Dyrrachium]]. La expedición se convirtió rápidamente en un desastre 110. Alejo, apoyándose en la alianza con [[República de Venecia|Venecia]], logra cortar las comunicaciones de su oponente con Italia. Luego bloqueó los pasos de montaña y aisló al ejército de Bohemundo de cualquier suministro. El hambre amenaza rápidamente a las tropas normandas. Entonces Alejo aprovechó la oportunidad para comprar muchos barones normandos a quienes repartió honores y generosidad. A partir de septiembre de 1108 se abrieron negociaciones y tuvo lugar un encuentro directo entre Alejo y Bohemundo{{sfn|Richard|1996|p=142-143}}<ref 111group=N>Bohemundo Númpide 46ser 112eximido 113de [[proskynesis]] durante la entrevista, a lo que Alejo se niega, quien sin embargo accede a levantarse de su trono y tomar a Boheundond de la mano. Atrás quedaron los días en que el Emperador se comunicaba a través de un intermediario, incluso con sus anfitriones en su palacio.</ref>{{sfn|Malamut|2007|p=412-413}}{{sfn|Cheynet|2006|p=55-56}}.
 
El tratado de Deabolis (septiembre de 1108) especifica que Bohemundo se reconoce a sí mismo como el señor del basileus de Antioquía 114 115{{sfn|Norwich|1995|p=48}}{{sfn|Bréhier|1970|p=237}}. Bohemundo solo puede establecer nuevas alianzas con el acuerdo del Emperador<ref group=N>«Porque 47la única soberanía a la que he prometido obediencia es la de Su Majestad y la de su querido hijo.» [[Ana Comneno]], ''Alexiada'', {{XIII}}, 12, 9.</ref>. Bohemundo promete su apoyo militar contra cualquier enemigo de Alejo en Europa y Asia. También promete tratar a Tancredo como un enemigo si rechaza el tratado. Bohemundo recibe a cambio una fortaleza formada por Antioquía y el puerto de Saint-Syméon. Es un feudo en vida que debe regresar a Alejo tras la muerte de Bohemundo. Este último, por lo tanto, según las cláusulas de este tratado, está inspirado directamente en las prácticas occidentales y no bizantinas, tanto del lugarteniente del emperador como de su vasallo. La costa de Cilicia vuelve al Imperio. En teoría, al concluir este tratado, el Imperio recupera la soberanía sobre todo el norte de Siria y sobre todos los [[Estados cruzados]] con la excepción del [[Reino de Jerusalén]] 116{{sfn|Richard|1996|p=143}}. Entre los firmantes del tratado se encuentran los representantes del [[Anexo:Reyes y reinas consortes de Hungría|Rey de Hungría]], [[Colomán de Hungría|Coloman]], suegro del hijo de Alejo, [[Juan II Comneno]]<ref group=N>El 48futuro Juan II se casó con [[Piroska de Hungría|Irene]], la hija de Coloman, en [[1105]].</ref> así como muchos consejeros de Alejo, todos occidentales como los marinos Napolitanos (originario de [[Nápoles]]), Pierre d 'Alipha y Roger el Franco. Este fenómeno atestigua la occidentalización de la corte de Alejo, donde viven y trabajan para el emperador lombardos e italianos del sur, así como muchos normandos, incluida la familia de Bohemundo<ref group=N>El 49medio 117hermano de Bohemundo, [[Guy de Hauteville]], hijo de [[Roberto Guiscardo]] entra al servicio de Alejo en [[1084]] y permanece allí hasta [[1097]] donde se rebela contra el decisión del basileus de no ayudar a los cruzados en Antioquía.</ref>{{sfn|Malamut|2007|p=421}}.
 
===== Último fracaso en Siria =====
Por el Tratado de Deabolis, Alejo esperaba haber puesto fin a la cuestión de Antioquía, por la sumisión de Bohemundo, sobre todo porque considera que ha mostrado moderación. Pero Tancredo de Hauteville, que en realidad había gobernado la ciudad durante casi diez años en nombre de su tío, no lo entendía así 118 119{{sfn|Norwich|1995|p=46}}{{sfn|Richard|1996|p=145}}. Su objetivo no era, como Bohemundo, apoderarse del trono bizantino, sino imponer el dominio normando en el norte de Siria. La marcha de Bohemundo a Europa, tras la firma del Tratado<ref group=N>Murió 50alrededor de [[1111]] en [[Italia]].</ref>, le deja las manos libres porque no lo ha ratificado. Así, en 1108, se hizo cargo, con la ayuda de un escuadrón pisano, de la ciudad de Laodicea (1109) de las ciudades de Cilicia, en particular [[Mopsuestia]], ayudado es cierto por la incapacidad del general en jefe del ejército de Oriente, el armenio Aspiétès. Alejo envía una embajada y propone una negociación, en vano 120<ref>{{harvnb|Malamut|2007|p=424}}.</ref>.
 
A finales de 1108 el balance de la intervención cruzada es, para el Imperio, bastante positivo 121{{sfn|Cheynet|2006|p=56}}. Gracias a la acción de los ejércitos occidentales, Alejo pudo hacer retroceder a los selyúcidas y retomar Asia Menor Occidental ([[Nicea]] y [[Esmirna]] en particular), pero el norte de Siria sigue siendo independiente y cualquier idea de soberanía bizantina sobre los Estados latinos del Este permanece quimérico. Alejo se muestra incapaz de ayudar a [[Beltrán de Tolosa]], hijo de Raimundo de Saint-Gilles, contra los objetivos de Tancredo de Hauteville y [[Guillermo Jordán|Guillermo II de Cerdaña]].Fue el rey de Jerusalén [[Balduino I de Jerusalén]] quien en Trípoli, después de la toma de la ciudad, en 1109, convocó un concilio que resolvió la cuestión de la división de las tierras cruzadas. Por tanto, es el Rey de Jerusalén quien tiene el papel de soberano y árbitro sobre todos los Estados latinos del Este y no el basileus 122<ref>{{harvnb|Malamut|2007|p=425-427}}.</ref>.
 
Alejo no se desanima, sin embargo, pero tiene poco margen de maniobra. Intenta forjar alianzas contra Tancredo, incluso con líderes musulmanes<ref>{{harvsp|Malamut|2007|p=427 123}}.</ref>. Contempló una expedición militar alrededor de 1111, pero su consejo lo disuadió de hacerlo. Luego trató de aislar al normando mediante una intensa actividad diplomática 119{{sfn|Richard|1996|p=145}}. En el otoño de 1111, una embajada dirigida por [[Manuel Butumites]] fue enviada a Beltrán de Toulouse, con grandes sumas de dinero. El objetivo era persuadir a los otros líderes cruzados de la validez de un ataque a Tancredo<ref group=N>Alejo 51escribió la siguiente carta a Beltrán: «No debes mostrarte inferior a tu padre, cuya lealtad también nos debes escrupulosamente. Aprenda que voy en persona a Antioquía para castigar al que no ha cumplido los terribles juramentos que le había hecho a Dios y a mí mismo. En cuanto a usted, tenga cuidado de no prestarle ninguna ayuda, y de instar a los condes a que nos sean fieles, para que Tancredo no sea apoyado de ninguna manera''.. [[Ana Comneno]], ''Alexiada'', {{XIV}}, 2, 6.</ref>. Pero el conde de Toulouse se convirtió en vasallo del rey de Jerusalén Balduino I y este, aunque dispuesto a mantener relaciones cordiales con Constantinopla, no quiere una restauración de la autoridad imperial en Antioquía, cerca de su reino. La embajada llegó a Constantinopla (verano de 1112) sin haber obtenido nada 124{{sfn|Skoulatos|1980|p=184-185}}. Este fracaso explica sin duda la intensa actividad diplomática de Alejo con las repúblicas italianas para encontrar nuevos aliados y sobre todo para evitar una nueva cruzada como la que había montado Bohemundo en 1107-1108 125<ref>{{harvnb|Malamut|2007|p=428-430}}.</ref>. De cualquier manera, [[Warren Treadgold]] cree que Alejo se equivocó al gastar tanta energía en recapturar Antioquía, en detrimento de gran parte de su relación con los cruzados como el fortalecimiento de la posición bizantina en Anatolia contra los selyúcidas 126{{sfn|Treadgold|1997|p=628}}.
 
=== El uso de las repúblicas italianas y el papado ===
9676

ediciones