Diferencia entre revisiones de «Alejo I Comneno»

658 bytes añadidos ,  hace 1 mes
 
=== El edicto de 1107 ===
El emperador, sin embargo, está preocupado. El juicio de Juan Ítalo, la multiplicación de herejes incluso en la capital y en el clero muestran que una reforma de la Iglesia parece esencial. Alejo acusa al clero de negligencia, especialmente en la enseñanza de la fe y de la predicación, y de haber recurrido principalmente a intereses materiales. Al apartarse de la predicación, el clero, y especialmente los monjes, permitió que se desarrollara la ignorancia y floreciera la herejía. Esta retórica permite a Alejo proponer la creación de una orden de predicadores adscritos a la Iglesia Patriarcal 165{{sfn|Angold|1984|p=122-123}}.
 
Estos predicadores, llamados ''[[Escuela catequística de Alejandría|didascales]]'', son reclutados dentro del clero patriarcal y reciben, para los clérigos titulares, una remuneración. También es para Alejo un medio de fortalecer el control imperial sobre la Iglesia y, en particular, sobre el clero de Santa Sofía en la capital. Los ''didascales'' tienen un papel de enseñanza pero también de vigilancia moral<ref>P.Gautier, 166''El Edicto de Alejo I sobre la reforma del clero'', REB 31, 1973, {{p.|193}}: '' Tendrán un ojo en los vecindarios, no se limitarán a enseñar al pueblo y ofrecer el bien a todos, pero también reprimiendo a quienes llevan una vida quizás escandalosa, a veces con consejos, porque son capaces de persuadir, a veces con informes al Santísimo Patriarca, que se referirá él mismo a Mi Majestad o a quienes ejercen su autoridad en la capital cuando naturalmente el asunto requiere del brazo y la autoridad del Estado ''.</ref>. Una medida tomada por Alejo también prueba que había en ese momento una relativa crisis de reclutamiento en la Iglesia. De hecho, Alejo permite que los ''didascales'' sigan siendo diáconos si así lo desean, pero ofrece grandes ventajas (altos salarios y pensiones) para quienes abrazan el sacerdocio.
 
Al mismo tiempo, Alejo anima a los obispos a ejercer ellos mismos la labor docente, "porque no es una deshonra para un obispo, sino un gran honor, incluso entrar en la vivienda de un pobre 167{{sfn|Malamut|2007|p=239}}..."
 
Lo que aparece claramente a través de este edicto es que la posición de Alejo, muy favorable a los monjes durante su juventud, bajo la probable influencia de su madre Ana Dalaseno, se ha convertido en desconfianza. El reflejo de Ana Comneno en su [[Alexiada]]: “En verdad, no veremos cabellos mundanos en bogomilos; su perversidad se esconde bajo el manto y la capucha”168capucha”<ref>Ana Comneno, ''L'Alexiade'', {{XV}}, 8, 1.</ref>ilustra el hecho de que un gran número de herejes son monjes, empezando por Basilio, el líder de la secta en la capital. Estos monjes llamados "gyrovagues" no trabajan y viven solo de la caridad. Ya durante el [[Concilio de Calcedonia]], en 451, las autoridades eclesiásticas intentaron controlar a estos monjes errantes que a menudo entraban en conflicto con los obispos. Este edicto de 1107, añadido a la recopilación de todas las herejías, escrito bajo el nombre de Panoplie dogmatique por Eutimo Zigabène por orden del basileus hacia 1104, demuestra este deseo de reforma y toma de posesión de la Iglesia. Al igual que sus dos sucesores, Alejo tiene una visión de un emperador epistemónico, refiriéndose al monje que supuestamente recuerda a sus negligentes hermanos sus deberes en un monasterio, lo que implica que se da a sí mismo el poder de restaurar la Iglesia en el Camino Correcto 169{{sfn|Cheynet|2006|p=98}}. La creación de los ''Didascales'' elegidos dentro del clero patriarcal está en el origen de lo que se llama “la Escuela Patriarcal”.
 
=== Control de la iglesia sobre la enseñanza ===
9676

ediciones