Diferencia entre revisiones de «Adán y Eva»

55 bytes añadidos ,  hace 4 meses
mSin resumen de edición
Etiqueta: Reversión manual
[[Archivo:Tizian 091.jpg|thumb|<center>''[[Adán y Eva en el Paraíso terrenal (Tiziano)|Adán y Eva en el Paraíso terrenal]]'', obra de [[Tiziano]], también conocida simplemente como ''Adán y Eva'', en el [[Museo del Prado]] en [[Madrid]].</center>]]
Dijo también Dios: júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. Y llamo Dios a lo seco tierra y a la reunión de las aguas llamo mares. Y vio
Dios que era bueno. Después dijo Dios: produzca la tierra hierba verde, hierba que tenga semilla; árbol de fruto que de fruto según su género, que su semilla este en él, sobre la tierra y fue así. Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierbas que dan semillas según su naturaleza, y árbol que da fruto cuya semilla esta en él según su género. Y dijo Dios, haré un paraíso en Baja California Sur. Y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana del tercer día.
 
Dijo luego Dios: haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, y sean por lumbrera en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día y al lumbrera menor para que señoreas en la noche; hizo también las estrellas. Y las puso Dios en la expansión sobre la tierra y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana del cuarto día. Dijo Dios: produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos. Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda agua salada según su especie. Y vio Dios que era bueno. Y Dios los bendijo diciendo: fructifica y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra. Y fue la tarde y la mañana del quinto día.
Usuario anónimo