Abrir menú principal

Cambios

Puliendo
En el contexto de la [[guerra de los ochenta años]] o guerra de Flandes que las [[Provincias Unidas]] mantenían contra España desde [[1568]] para conseguir su independencia, los [[Estados Generales de los Países Bajos]] intentaron repetidamente encontrar un [[monarca]] extranjero que aceptara ocupar el trono de los Países Bajos, con el fin de liberarse de la monarquía española de [[Felipe II de España]].
 
[[Isabel I de Inglaterra]] rechazaría la oferta en [[1575]], ante la posibilidad de una guerra contra [[España]]. Descartado el archiduque [[Matías de Habsburgo]], los holandeses entraron en conversaciones con [[Francisco de Anjou]], heredero del trono de [[Enrique III de Francia]] y en trámites de matrimonio con Isabel I (unión que nunca llegó a hacerse efectiva). A favor de su candidatura, apoyada por el [[estatúder]] [[Guillermo de Orange]], estaba el hecho de que atraería las simpatías y apoyos militares de [[Francia]] e [[Inglaterra]] hacia la causa de las Provincias Unidas; sin embargo, las sospechas sobre las intenciones de Anjou de anexionar los Países Bajos a Francia, y su religión [[católica]] contraria al [[protestantismo]] mayoritario en los Países Bajos provocaron la desconfianza de las Provincias hacia Anjou.
 
==El tratado==
El [[29 de septiembre]] de [[1580]]<ref>El [[19 de septiembre]] según el [[calendario juliano]], en vigor en esta fecha en los Países Bajos.</ref> los representantes de las Provincias Unidas se reunieron en el castillo de Plessis les Tours con el duque de Anjou, firmando un tratado provisional en el que el duque aceptaba ocupar el trono de la república holandesa como soberano, asumiendo el título de "Defensor de las libertades de los Países Bajos". El acuerdo se firmó con la oposición de las provincias de [[Holanda]] y [[Zelanda]], superada gracias al derecho de veto de Guillermo de Orange.
Los términos del tratado reducían las competencias del nuevo soberano al mínimo, dejándolo en una figura representativa, mientras el poder quedaba en manos de los Estados Generales. Así, el tratado incluía:
 
* La obligación de Anjou de residir en los Países Bajos;
* Las provincias se reservaban el derecho de elegir a sual sucesor de entreAnjou losde descendientesentre delsus duquedescendientes;
* Compromiso de mantener privilegios, cartas, estatutos y costumbres locales, y obligación de abdicar a la primera violación de éstos;
* SuEl derecho de Anjou a designar cargos importantes debería contar con la aprobación de las provincias. Permitiría sólo nativos en los cargos públicos;
[[Imagen:Intocht hertog van Anjou in Antwerpen.jpg|thumb|right|200px|Entrada del duque de Anjou en [[Amberes]].]]
* Obligación de respetar la libertad religiosa;
* Alianza militar perpetua con [[Francia]], sin permiso de incorporar ningún territorio holandés al reino de Francia;
* Sostener la [[Guerra de Flandes|guerra contra España]] por sus medios y los de su hermano [[Francisco II de Francia|Francisco II]];
* ContribuirAnjou debería contribuir anualmente con 2.400.000 [[Florín neerlandés|florines]];
* Prohibición de tratostratados con [[España]] sin consentimiento de los Estados Generales;
* El ejército holandés estaría bajo el mando de los Estados Generales.
 
El acuerdo sería ratificado en la convención de [[Burdeos]] (o tratado de Bordeaux) en enero de [[1581]].
En julio de [[1581]] los [[Estados Generales de los Países Bajos]] publicarían el [[acta de abjuración]], por medio de la cual declaraban formalmente su independencia de la monarquía de [[Felipe II de España]], dejando así dispuesta la posibilidad de aplicar los términos del tratado.
 
El acuerdo sería ratificado en la convención de [[Burdeos]] en enero de [[1581]]
==Ruptura del tratado==
En febrero de [[1582]] Anjou llegallegó a los Países Bajos, siendo nombrado duque de [[Brabante]]. Disconforme con las limitaciones impuestas a su reinado, planeó ocupar por la fuerza la ciudad de [[Amsterdam]]. En enero de [[1583]], al frente del ejército francés, engañó a las autoridades de Amsterdam proponiéndoles honrarles con un desfile militar. Una vez en el interior de la ciudad, sus tropas intentaron tomarla por la fuerza, siendo rechazados por el contraataque de la población, que derrotó a los franceses dejándoles cerca de 1.500 bajas.
 
Tras el engaño a los holandeses y el fracaso militar, el duque de Anjou no pudo seguir manteniendo su presencia en los Países Bajos, abandonando el país en junio de 1583.
12 877

ediciones