Diferencia entre revisiones de «Tratado de amistad y alianza entre el gobierno de Mongolia y el Tíbet»

 
==Firma del tratado y validez==
Después de la caída de la [[dinastía Qing]], en [[1911]], el [[Tíbet]] y [[Mongolia]] declararon su independencia formal y designaron a un [[lama]] como jefe de estado, aunque ninguno de los dos países fue reconocido por [[China]].
 
Por medio de este tratado, Mongolia y el Tíbet se reconocían mutuamente y establecían una alianza. Por parte de Mongolia firmaron el acuerdo el ministro de Asuntos exteriores Da Lama Ravdan y el general [[Manlaibaatar Damdinsüren]]; los representantes del Tíbet fueron [[Agvan Dorjiev]], de etnia [[Pueblo buriato|buriata]] y con ciudadanía rusa; Chijamts, y Gendun-Galsan, con ciudadanía tibetana. Hay algunas dudas sobre la validez de este tratado, porque el decimotercer [[dalai lama]] negó que autorizara Dorjiev a negociar un tratado con Mongolia, y de hecho ni él ni el gobierno tibetano ratificaron nunca el texto .<ref name="bell"> Bello, Charles,''Tíbet Pasto and Presente'', 1924, pp. 150f, 228f, 304f.</ref> El gobierno ruso manifestó que, como ciudadano de su país, seguramente Dorjiev no podía llevar a cabo una actuación diplomática en nombre del dalai lama.<ref>Arxiu del Foreign Office del Regne Unit: FO 371/1608.</ref> La versión en mongol del tratado la publicó en 1982 la Academia Mongol de las Ciencias.<ref>Udo B. Barkmann,''Geschichte der Mongolei'', Bonn 1999, p. 380f.</ref>
 
En cualquier caso, la mayoría de potencias mundiales continuaron sin reconocer Mongolia ni el Tíbet, que consideraban regiones autónomas bajo soberanía china. Los intereses de las potencias occidentales (particularmente [[Rusia]] y el [[Reino Unido]]) en estas áreas estaban garantizados gracias a los tratados que habían firmado con la dinastía Qing, que la China había prometido respetar. Reconociendo la independencia de Mongolia o del Tíbet, los países occidentales habrían invalidado estos tratados. Además, a las potencias occidentales (y de nuevo especialmente en Rusia y el Reino Unido) los preocupaba que si estos países se declaraban independientes podían caer bajo la influencia de alguna otra potencia, una situación que consideraban peor que mantener el '' statu quo '', con los dos territorios nominalmente bajo control de una débil China.
 
== Referencias==
17 590

ediciones