Diferencia entre revisiones de «Ned Kelly (película)»

50 bytes añadidos ,  hace 11 años
sin resumen de edición
}}
 
Película dirigida por [[Gregor Jordan]] (Buffalo Soldiers),''' Ned Kelly''' es una película de [[2004]] que narra las hazañas de uno de los fugitivos más buscados de la historia por la Corona de Inglaterra. Fue dirigida por [[Gregor Jordan]] y Protagonizada por [[Heath Ledger]], [[Orlando Bloom]], [[Geoffrey Rush]] y [[Naomi Watts]], Ned Kelly ha sido recibida con frialdad tanto por la crítica como por el público.
 
== Argumento ==
Estamos a mediados del siglo XIX. Ned Kelly (Ledger) es un muchacho problemático que acaba de salir de prisión por un delito que no había cometido y que sólo desea reunirse con su familia y amigos. Las cosas se truncan cuando un policía trata de cortejar a su hermana de una forma poco ortodoxa provocando enfrentamientos. Un simple altercado conducirá a una serie de acontecimientos en espiral que terminarán con la madre de Kelly en prisión por intento de asesinato, dictándose una orden de busca y captura contra el propio Kelly. Éste huirá con su hermano y unos amigos e intentará por todos los medios poner fin a la situación y demostrar la corrupción policial. El paso del tiempo convertirá a Kelly en el mayor fugitivo que hasta entonces se había conocido, ofreciéndose una recompensa de más de ocho mil libras por su cabeza.
 
EstamosSe sitúa a mediados del siglo XIX. [[Ned Kelly]] ([[Heath Ledger|Ledger]]) es un muchacho problemático que acaba de salir de prisión por un delito que no había cometido y que sólo desea reunirse con su familia y amigos. Las cosas se truncan cuando un policía trata de cortejar a su hermana de una forma poco ortodoxa provocando enfrentamientos. Un simple altercado conducirá a una serie de acontecimientos en espiral que terminarán con la madre de Kelly en prisión por intento de asesinato, dictándose una orden de busca y captura contra el propio Kelly. Éste huirá con su hermano y unos amigos e intentará por todos los medios poner fin a la situación y demostrar la corrupción policial. El paso del tiempo convertirá a Kelly en el mayor fugitivo que hasta entonces se había conocido, ofreciéndose una recompensa de más de ocho mil libras por su cabeza.