Diferencia entre revisiones de «Alejandro Mayner»

33 bytes añadidos ,  hace 12 años
sin resumen de edición
'''Pintor (Italia, finales siglo XV – Granada, c. 1545)'''
 
Si bien su nombre nos haga presumir un posible origen alemán o flamenco, está constatada su procedencia milanesa. Discípulo de [[Giovanni da Udine]] -colaborador de [[Rafael de Urbino]]-, se piensa que sus primeros trabajos se produjeron decorando con grutescos las Loggias Vaticanas.
Está documentada su llegada a España en torno a 1533, acompañado del pintor Julio de Aquiles. Su presencia en nuestro país viene justificada por el deseo del secretario imperial don Francisco de los Cobos de decorar los palacios que éste tenía en Valladolid y Úbeda (Jaén), que se estaban construyendo por esa época siguiendo las trazas del arquitecto Luis de Vega. Nada se conserva de estas pinturas.
 
En 1537, siguiendo los consejos de su secretario, el emperador Carlos contrata a los dos pintores para decorar algunas de las estancias que había ocupado durante su estancia en la Alhambra de Granada. Mayner trabajó durante cinco años, durante los cuales colaboró en la decoración de la Torre del Peinador de la Reina o la Estufa (pinturas con temática militar y mitológica). Este encargo le valió el reconocimiento por la historiografía tradicional española desde un primer momento; así lo asegura el tratadista Francisco Pacheco, el cual alaba el trabajo comentando «''la cual pintura ha sido la que ha dado la buena luz que hoy se tiene''».
Está documentada su llegada a España en torno a 1533, acompañado del pintor [[Julio de Aquiles]]. Su presencia en nuestro país viene justificada por el deseo del secretario imperial don [[Francisco de los Cobos]] de decorar los palacios que éste tenía en Valladolid y Úbeda (Jaén), que se estaban construyendo por esa época siguiendo las trazas del arquitecto Luis de Vega. Nada se conserva de estas pinturas.
Sin fundamento, el teórico Antonio Palomino nos habla del trabajo de ambos pintores en «las casas del excelentísimo señor Duque de Alba en esta Corte, y las que hoy permanecen en el célebre Alcázar de la villa de Alba de Torres», así como de unas célebres pinturas existentes en los acueductos de Mérida.
 
En 1537, siguiendo los consejos de su secretario, el [[emperador Carlos]] contrata a los dos pintores para decorar algunas de las estancias que había ocupado durante su estancia en la Alhambra de Granada. Mayner trabajó durante cinco años, durante los cuales colaboró en la decoración de la Torre del Peinador de la Reina o la Estufa (pinturas con temática militar y mitológica). Este encargo le valió el reconocimiento por la historiografía tradicional española desde un primer momento; así lo asegura el tratadista [[Francisco Pacheco]], el cual alaba el trabajo comentando «''la cual pintura ha sido la que ha dado la buena luz que hoy se tiene''».
 
Sin fundamento, el teórico [[Antonio Palomino]] nos habla del trabajo de ambos pintores en «las casas del excelentísimo señor Duque de Alba en esta Corte, y las que hoy permanecen en el célebre Alcázar de la villa de Alba de Torres», así como de unas célebres pinturas existentes en los acueductos de Mérida.
 
Lo que sí es verídico es que Alejandro Mayner continuaría su labor en Granada, como lo demuestra unas pinturas en el ex-convento de Santa Inés, en el Albayzín. Además de esto, tenemos datos de la tasación de un retablo en 1542.
77

ediciones