Abrir menú principal

Cambios

1 byte añadido ,  hace 9 años
m
Correcciones menores (v1.54) PR:CEM.
Según otras historias, a pesar de la llegada de Neoptólemo y Filoctetes, la toma de Troya aún parecía imposible. Nadie se lo explicaba, hasta que Calcante aclaró que lo que él había dicho era solo parte de la profecía y que la respuesta completa la hallarían en el bosque del [[monte Ida]], cerca de Troya. Se dice que entonces Neoptólemo y sus hombres fueron allí esa tarde, donde encontraron y capturaron al príncipe [[Heleno]]; quien tras la muerte de [[Paris]] a manos de Filoctetes había sido expulsado de la ciudad a causa de una pelea con otro de sus hermanos, [[Deífobo]], respecto a que éste se casase con la viuda del difunto Paris, [[Helena]], y desde entonces vagaba por los alrededores de la ciudad en solitario. El príncipe fue llevado entonces al campamento griego donde, en venganza contra su gente por haberle desterrado, les reveló la parte final de la profecía a sus enemigos. Esta decía que sólo si era traído desde la ciudad de [[Olimpia]] el hombro de marfil del esqueleto de [[Pélope]] (Abuelo paterno de [[Agamenón]] y [[Menelao]]), podrían los griegos finalmente vencer a Troya. Así se hizo, y fue sólo entonces cuando, inspirado por [[Atenea]], Odiseo concibió la estratagema del [[Caballo de Troya]].
 
El hijo de Aquiles culminó sus hazañas al ser uno de los guerreros que entraron en Troya escondidos dentro del famoso caballo de madera, abriendoseabriéndose luego camino hasta el palacio real donde acabó con la vida del rey [[Príamo]].
 
En reconocimiento a su valor, además de muchos tesoros, le fueron entregados la propia [[Andrómaca]] (Quien antaño había sido la mujer de Héctor) y Heleno en calidad de esclavos.
1 072 482

ediciones