Diferencia entre revisiones de «Historia de los juegos de rol en España»

(Nuevos datos de publicación de "MechWarrior" en español, con referencias)
== Controversias ==
 
En Estados Unidos, a lo largo de la década de los años 80, se produjo una controversia en torno a los juegos de rol, sobre todo el juego ''Dungeons & Dragons''. Al principio se debió a la supuesta desaparición en 1979 de un joven de 18 años, [[James Dallas Egbert III|Dallas Egbert III]], y más tarde debido al suicidio de otro joven, suicidio del que se culpó de nuevo el juego ''Dungeons & Dragons''. España tampoco escapó a su propia controversia sobre la práctica de los juegos de rol cuando el [[30 de abril]] de [[1994]], en Madrid, se produjo un asesinato a sangre fría (el así llamado «[[crimen del rol]]»), protagonizado por [[Javier Rosado]] y Félix Martínez, en el marco de un truculento juego diseñado por el propio Rosado y con el único objetivo de disfrutar mediante el asesinato de una víctima elegida al azar. El sensacionalismo de los medios de comunicación en torno a la noticia generó una enorme publicidad negativa para con los juegos de rol, que irónicamente contribuyó a popularizarlos en España. La exageración y la tergiversación no sólo se limitó a este caso, sino que en años posteriores varios crímenes inexplicables, profanaciones de cementerios y otros sucesos macabros fueron atribuidos a los juegos de rol. Los tópicos estadounidenses de manipulación psicológica, adoración satánica y violencia sin sentido también fueron mencionados por los diversos medios de comunicación españoles. Incluso algunos directores de cine se hicieron eco de este sensacionalismo y produjeron algunas películas como ''[[Nadie conoce a nadie]]'' y ''[[Jugar a matar]]'' (ésta última basada en el caso de Javier Rosado), donde los juegos de rol aparecían vinculados a la psicopatía y asesinatos en serie. Aunque este sensacionalismo ha ido disminuyendo con el paso del tiempo, todavía aparece ocasionalmente relacionado con distintos sucesos, incluso aunque el rol esté marginalmente o nada relacionado con los mismos.
 
Por ello, algunos editores de manuales de rol incluyen en sus libros una advertencia bastante clara en la que se indica al lector que sólo debe jugar a rol si sabe separar bien el juego de la vida real. Obviamente, como está indicado en muchos libros o manuales de rol, se debe separar la fantasía del juego de la vida real, pero no por no hacerse se debe tomar como culpable a los juegos de rol, ya que cabe recordar que hay videojuegos que simulan con máximo detalle la guerra, el vandalismo y demás crímenes y delitos pero no por ello se los debe tomar como amenazas. Los juegos de rol, tanto como el juego de ajedrez, que representa la confrontacion entre dos fuerzas en un campo de batalla, deben ser tomados con respeto, interés, entusiasmo y conocimiento, ya que a delincuentes o personas violentas se las puede encontrar en cualquier contexto social, ya sea el de un juego o el de cualquier otro actividad. Que culpar a los juegos de los crímenes no sea una excusa para dejar de lado los problemas que verdaderamente acarrea una sociedad.<ref>[http://dreamers.com/defensadelrol/ ''Web para la Defensa del Rol'', incluye artículos, referencias y estudios psicológicos sobre los juegos de rol]</ref><ref>GARCÍA TIZÓN Rocío, ''Creer lo increíble: verdades y mentiras sobre los juegos de rol'', Nosolorol Ediciones, Madrid, junio de 2008, 202 p. 21x17 cm, rústsolap., ISBN 978-84-936027-3-4</ref>
Usuario anónimo