Diferencia entre revisiones de «Multiplicador en contracorriente»

sin resumen de edición
 
== Deposición de urea ==
La hipertonicidad de la médula renal depende no sólo de la deposición de NaCl, sino también de la deposición selectiva de [[urea]], mediante un mecanismo completamente diferente. La deposición de urea depende de un transporte específico en los segmentos distales de la nefrona, en concreto de la permeabilidad diferencial para la urea a lo largo del [[túbulo colector]]: la zona proximal (en la corteza y en la médula externa) del túbulo colector es impermeable a la urea, mientras que la zona distal (localizada en la médula interna) es permeable. Aunque ambos mecanismos son muy diferentes, la concentración máxima de la orina se consigue combinando ambos mecanismos.<ref name="Jackson"> </ref>
 
Aunque la urea es simplemente un producto de desecho del metabolismo de las proteínas que debe ser excretada por el riñón, una parte de la urea generada se utiliza en la médula para concentrar la orina. Como ejemplo de la importancia de la urea en este mecanismo, los individuos sometidos a dietas bajas en proteínas producen menos urea y tienen problemas para concentrar la orina.
 
En una nefrona yuxtamedular, que desciende hasta la papila de la médula renal, el gradiente osmótico puede pasar de 300 mOsm/L en la zona corticomedular hasta un máximo de 1200 mOsm/L en la zona interna de la médula, cuando el sistema funciona a su máximo rendimiento: en presencia de ADH, con máxima reabsorción de urea. En ausencia de ADH, la mayor parte de la urea se excreta y el gradiente sólo alcanza un máximo de 600 mOsm/L. Por ello, se dice que el NaCl es responsable de la generación de la mitad del gradiente (de 300 a 600), y la urea de la otra mitad (de 600 a 1200).
 
== Mantenimiento del gradiente ==
La médula renal contiene una red muy especializada de capilares denominada ''[[vasa recta]]''. Estos capilares se originan a partir de la [[arteriola eferente]] del glomérulo y descienden hacia la médula formando un lazo, que corre en paralelo al asa de Henle. Los ''vasa recta'' son fundamentales para el mantenimiento del gradiente osmótico medular.
 
Como se ha indicado antes, cuando el plasma entra desde el córtex en la médula, es un fluido [[isotónico]] (300 mOsm/L). Sin embargo, a medida que desciende por la médula, las marcadas diferencias en [[osmolaridad]] y composición del plasma y del fluido intersticial produce una difusión de los solutos (el [[NaCl]] y la [[urea]]) hacia el interior de los capilares, y del agua desde los capilares hacia el intersticio. Si este proceso continuara, la hipertonicidad de la médula desaparecería rápidamente. Para evitar que esto ocurra, el flujo de sangre a través de los ''vasa recta'' transcurre lentamente. Al final de la parte descendente, el plasma es hipertónico, pero durante su recorrido por la parte ascendente, el plasma vuelve hacia el córtex, y los flujos de solutos y agua se invierten: el NaCl y la urea se secretan hacia el intersticio, mientras que el agua se reabsorbe hacia la sangre. Como consecuencia, el gradiente de concentración medular se mantiene. Este mecanismo se denomina frecuentemente [[intercambio en contracorriente]].<ref name="Jackson"> </ref>
 
== Referencias ==
1979

ediciones