Abrir menú principal

Cambios

5599 bytes eliminados ,  hace 9 años
 
== Biografía ==
Nacido en el seno de una humilde familia de artesanos cerca del pueblo de [[Agen]], aprende el oficio de pintor vidriero. Para perfeccionar y completar sus conocimientos, realiza una gira de varios años por Francia, como era costumbre para los artesanos cualificados. En una fecha indeterminada se traslada a Saintes, en la provincia de [[Saintonge]] (actual [[Charente Marítimo]]) donde se gana el sustento alternando su profesión de vidriero con la de alfarero y de [[Agrimensura|agrimensor]], y emprende su investigación sobre los esmaltes. Se casa alrededor de 1540.
 
En 1543, los comisarios del Rey llegan a la región, entonces principal productora salinera de Francia, para establecer el impuesto conocido como [[gabela]]. Para ello, le encargan al año siguiente el mapeo detallado de las [[salina]]s de las marismas de Saintonge, una labor que dará lugar más tarde a la publicación de un estudio sobre la salicultura local. El dinero ganado gracias a su labor de agrimensor le permite dedicarse por completo a sus experimentos como ceramista, llevandole al cabo de varios años a la ruina económica.
 
[[Archivo:Vassoio rustico 05.JPG|thumb|right|200px|"Figurita rústica" de Bernard Palissy (museo del [[Louvre]]).]]
Al precio de grandes dificultades, Bernard Palissy consiguió descubrir en [[1556]] la técnica de fabricación de unos esmaltes blancos brillantes y resistentes, base de los esmaltes policromados cuyo secreto detenían los ceramistas chinos. Los ceramistas italianos ya dominaban esta técnica parecida a la [[mayólica]], pero guardaban celosamente su formula. A partir del esmalte blanco, Palissy logra por fin que los diversos colores esmaltados se fundan a la misma temperatura. La producción cerámica de Bernard Palissy se componía sobre todo de jarrones, estatuillas, fuentes, platos y ustensilios diversos a los que denomina "rústicas figurinas". Sus esmaltes le ganan enseguida un gran renombre.
 
En [[1546]] se convirtió al protestantismo. Pero tras la promulgación en [[1559]] del edicto del rey [[Enrique II de Francia|Enrique II]] contra los protestantes, es detenido en Saintes por hereje y encarcelado en [[Burdeos]]. Fue liberado gracias a la intervención del [[Anne de Montmorency|duque de Montmorency]] que le otorgó el título de "inventor de las rústicas figurinas del Rey", a fin de que Palissy gozara de la protección de los monarcas. La reina [[Catalina de Médicis]] le invitó a abrir un taller en el mismo [[palacio de las Tullerías]]<ref>En 1865, con ocasión de la apertura de una zanja en el patio del palacio, se descubrieron vestigios del taller con numerosos fragmentos de piezas cerámicas y herramientas (in ''Les oeuvres de Maître Bernard Palissy'', nueva edición de Benjamin Fillon con prólogo de Louis Audiat, pág. LXVI). La mayor parte de estos hallazgos se encuentran expuestos en el Museo Nacional del Renacimiento de [[Ecouen]], Francia.</ref> y le encargó entonces diversas realizaciones, entre otras una "gruta renacentista", un capricho por entonces muy en boga en Italia. Pronto el taller de Palissy es desbordado por los encargos, y sus dos hijos, Pierre y Mathurin, trabajan con él.
 
[[Archivo:Palissy.jpg|thumb|200px|right|Jarra realizada por Bernard Palissy.]]Durante la histórica [[matanza de San Bartolomé]] en [[1572]], Bernard logró refugiarse fuera de París, adonde volvió al poco tiempo. De 1575 a 1588, dio conferencias muy concurridas a las que acudía la élite científica parisina de la época. Decidió poner por escrito el contenido de sus clases, que fue publicado en [[1580]] bajo el título de ''Discursos admirables''. Verdadero testamento intelectual, los ''Discursos'' tratan de sus estudios sobre las aguas, la agricultura, los minerales y las piedras, las conchas fósiles, las sales, la alfarería y los esmaltes. Contiene tratados de química, física y geología, y relata también sus vivencias, sus viajes y sus experiencias.
 
En [[1588]], la [[Santa Liga de París|Liga]] de los nobles católicos se hace con París y Bernard Palissy es encarcelado en un calabozo de la Bastilla donde fallece en [[1590]]. Un día, al visitar a los prisioneros, el rey Enrique III le habría dicho:<ref>Dato poco probable dado que el rey Enrique III es obligado a huir de París en mayo de 1588, derrotado por la Liga católica, y no vuelve a pisar la capital hasta su muerte. Esta leyenda fue divulgada a partir de escritos de [[Théodore Agrippa d'Aubigné|Agrippa d'Aubigné]], y fue desmontada por los escritos de testigos oculares, como Pierre de Lestoile, amigo de Bernard Palissy, en sus memorias ''Registre-Journal du règne de Henri III'' (citado por Louis Audiat, en ''Les oeuvres de Maître Bernard Palissy'', pág. XCIX).</ref> –Si usted no cambia de religión, me veré obligado a dejarlo en manos de sus enemigos. Con mucha dignidad Palissy le contestó que él no permitiría que le obligasen a negar su fe.
 
El cronista [[Pierre de Lestoile]], amigo de Bernard de Palissy, escribió en su diario: {{cita|En este año de 1590, murió en los calabozos de la Bastilla de Bussi el maestro Bernard Palissy, prisionero por su religión, a la edad de 80 años, y murió de miseria, necesidad y malos tratos. (...) La tía de este buen hombre (...) volvió allí al día siguiente para ver cómo se encontraba y descubrió que había muerto; y Bussi le dijo que si quería verle le encontraría sobre la muralla con sus perros, donde él había mandado que le arrastraran como perro que era.|Pierre de Lestoile, ''Registre-Journal du règne de Henri III'', II, pág. 115.}}
 
== Legado ==
Usuario anónimo