Diferencia entre revisiones de «Cueva de La Candelaria»

m
Bot: Arreglando referencias y otros; cambios triviales
m (PR:CW: Orden de categoría e interwikies)
m (Bot: Arreglando referencias y otros; cambios triviales)
Los hallazgos de Cueva de la Candelaria son interesantes por la gran cantidad de textiles que se encontraron en este sitio. Estos constituyen una de las fuentes de datos más importantes que se conozcan acerca de las culturas nómadas de [[Aridoamérica]]. De acuerdo con los investigadores del yacimiento, el estilo de los tejidos es muy semejante a las producciones de los ''[[basketmakers]]'', aunque la ausencia de herramientas como el [[átlatl]] dificultan la identificación de los ocupantes de Cueva de la Candelaria con esas tribus.
 
La historia del estado menciona en menor escala a los grupos nómadas que habitaron esta amplia región meridional de Aridoamérica, grupos genéricamente llamados chichimecas, pero que tienen también sus nombres específicos, como los coahuiltecos, los huachichiles, los irritilas y los tobosos. <ref name=Artistas1>{{cita publicación|título=Pinturas rupestres y petroglifos en Coahuila |revista= Artistas de ayer |fecha=|url=http://www.mexicodesconocido.com.mx/artistas-de-ayer.-pinturas-rupestres-y-petroglifos-en-coahuila.html|nombre=|apellido=|volumen=|número=|páginas=|fechaaceso=Sept. 2010}}</ref>
 
Sin embargo se sabe muy poco, las fuentes históricas casi no hablan de sus costumbres, de sus lenguas o dialectos, ni de sus tradiciones, aunque ahora ya se conocen algunos de los vestigios que dejaron para la posteridad. Las evidencias arqueológicas nos muestran cuevas que se usaron como casa-habitación, así como entierros junto a los cuales se han descubierto herramientas, indumentaria y ofrendas. Los sitios más conocidos son la Cueva de la Candelaria, la Cueva Espantosa y La Chuparrosa. <ref name=Artistas1/>
 
Los ocupantes de Cueva de la Candelaria tenían por costumbre enterrar a sus muertos en bultos que contenían no sólo el cadáver sino adornos corporales hechos con fibras naturales, cuero, conchas y plumas, así como otras piezas de vestido y calzado. Todo se envolvía en una manta tejida de [[algodón]] o yuca, y atada con cordeles. La mayor parte de los bultos de Cueva de la Candelaria se encontraron incompletos, lo que fueron abiertos, quizá por saqueadores.
Uno de los cráneos adornados encontrados en el lugar se encuentra en exposición en la Sala Norte de México en el [[Museo Nacional de Antropología (México)|Museo Nacional de Antropología]] de la [[Ciudad de México]].
 
== Antecedentes ==
Existen documentos coloniales de referencia (siglo XVII) de cuevas mortuorias de Coahuila. En 1645, un padre jesuita encontró un lugar lleno de cavernas, con calaveras y huesos humanos. (Pérez de Rivas, citado en González Arratia, 1999, p. 19).
 
En 1778, el padre Juan Agustín de Morfi reprodujo el testimonio de un capitán español que en la Sierra del Carmen, al norte de Coahuila, “…encontró una cueva muy grande con ‘cadáveres de indios, envueltos en finos petates’” (ibíd).
 
En 1880, el botánico inglés Edward Palmer visitó la zona, donde encontró algunas cuevas con restos mortuorios y una buena cantidad de artefactos asociados tanto en madera, pluma y hueso como en concha, textiles y piedra. En Junio de 2006 se publicó el libro “La Exploración de Edward Palmer, por Leticia González Arratia quien debió visitar el Smithsonian Institution y el Museo Peabody (Universidad de Harvard) para establecer hallazgos de Palmer en el desierto coahuilense. <ref name=Palmer1>{{cita publicación|título=La exploración de Edward Palmer|revista=CNCA-INAH |fecha=Junio 2006|url=http://dti.inah.gob.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=101&Itemid=67 |nombre=Leticia|apellido=González Arratia|volumen=|número=|páginas=|fechaaceso=Sept. 2010}}</ref>
 
En 1838, Juan Nepomuceno Flores informó sobre una cueva que contenía numerosos cadáveres con las características mencionadas, y en 1848, José Ma. Ávila narra su visita a dos cuevas mortuorias, una de ellas localizada muy cerca del rancho El Coyote, situado a su vez cerca de Torreón, Coahuila.
 
 
== El Sitio ==
INAH reportó el descubrimiento de tres cuevas, usadas como como criptas en Coahuila, con bultos mortuorios de tres infantes y más de 100 adultos, del siglo XIII.
 
 
=== Entierros en La Candelaria ===
Junto con los restos se encontraron artefactos asociados con el entierro, evidencia de que los [[Caza-recolección|cazadores recolectores]] de Coahuila honraban sus antepasados.<ref name=Universal1>{{cita publicación|título=Localizan cadáveres del siglo XIII en Coahuila|revista=El Universal |fecha=Miercoles 27 de Julio, 2005|url=http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=296039&tabla=notas |nombre=evam/mgg|apellido=|volumen=|número=|páginas=|fechaaceso=Sept. 2010}}</ref>
 
Estas cuevas eran una especie de mausoleos naturales, los restos no eran simplemente dejados en el suelo, eran colocados sobre camas de madera, con pencas de nopal u hojas de maguey.
 
Además de la mortaja se colocaban ofrendas, como canastos, flechas, arcos, y palos escarbadores, una constante en las tumbas. Se considera que hubo dos tradiciones mortuorias: envolver al muerto en un manto tejido y en un petate. La antigüedad de los restos humanos y artefactos, no se ha establecido; se presume que datan de entre los años 1200 y 1230 de nuestra era. (Fechado por carbono 14) <ref name=Universal1>{{cita publicación|título=Localizan cadáveres del siglo XIII en Coahuila|revista=El Universal |fecha=Miercoles 27 de Julio, 2005|url=http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=296039&tabla=notas |nombre=evam/mgg|apellido=|volumen=|número=|páginas=|fechaaceso=Sept. 2010}}</ref>
 
 
=== Cuevas Mortuorias de Coahuila ===
De acuerdo con especialistas en arqueología de los cazadores-recolectores del norte árido de México (Leticia González Arratia), los bultos mortuorios localizados en varias cuevas de Coahuila revelan que los grupos de cazadores-recolectores del Norte de México desarrollaron en la época prehispánica ritos y ceremonias extremadamente complejos, que constituyen todo un discurso social y religioso. <ref name=Leticia1>{{cita publicación|título=LAS CUEVAS MORTUORIAS DE COAHUILA |revista=Arqueología Mexicana |fecha=Junio 2006|url=http://www.arqueomex.com/S2N3nCoahuila80.html|nombre=Leticia|apellido=González Arratia|volumen=Arqueóloga. Investigadora del Museo Regional de La Laguna, INAH, en Torreón, Coahuila|número=|páginas=|fechaaceso=Sept. 2010}}</ref>
 
A partir de investigaciones efectuadas (documentos inéditos, publicaciones y material arqueológico, en México y el extranjero), se ha construido una teoría sobre un ritual mortuorio complejo y sofisticado. <ref name=Leticia1/>
 
Se utilizaban cuevas (principalmente con entradas en forma de tiro de chimeneas) para depositar los cadáveres, en una o varias cámaras subterráneas. <ref name=Leticia1/>
 
Se colocaban los restos de múltiples individuos. En ocasiones hasta 30, y en otros de “muchos”. En este sitio se localizaron al menos 200 individuos. Los cadáveres se depositaron en forma de bultos mortuorios y ordenados uno junto a otro o uno encima de otro.<ref name=Leticia1/>
 
 
== Notas ==
{{listaref}}
 
 
 
== Fuentes ==
 
* Pijoan Aguadé, Carmen Ma. y Josefina Mansilla Lory (2000), [http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-73562000000200012&script=sci_arttext "La Cueva de la Candelaria: bultos mortuorios y materiales"], en ''Chungará. Revista de Antropología Chilena'', v.32, n.
176 581

ediciones