Abrir menú principal

Cambios

No hay cambio en el tamaño, hace 8 años
sin resumen de edición
Cinco plazas muy cómodas, con asientos elevados y suficientemente envolventes dan idea de que en este vehículo las personas son importantes. Asientos que se repliegan y desmontan fácilmente, maletero amplio y muy accesible gracias a un portón de grandes dimensiones, múltiples espacios portaobjetos y un techo elevado, denotan que el Chrysler PT Cruiser ha sido creado desde dentro hacia fuera.
 
En el exterior, unas líneas provocativas, redondeadas y sin una arista, presididas por una rejilla que le caracteriza, y a la vez simula el radiador de un coche de época, lo que levanta el morro del PT Cruiser a la altura de su elevada cintura. Unas líneas laterales musculosas que alojan los pasaruedas, y el remate en una parte trasera completamente lisa dentro de un conjunto de trazo redondeado, acaban de definir este vehículo que marca un antes y un después en el diseño de automóviles. El parecido con el Chrysler Airflow Imperial que circulaba por las carreteras americanas hace casi 70 años es de destacar, aunque el concepto ha evolucionado, ofreciendo un aspecto de vehículo futurista, como si hubiera sido rescatado de la mesa de dibujo de un visionario en la época de la "Ley Seca". Por primera vez la sociología se empleó aplicada al maketing de automoción con la incorporación al equipo de diseño del sociólogo francés de nacimiento [[Clotaire Rapaille]], que apeló al atractivo que los gagsters de los años 20 puedan tener en particular para el público femenino, con un coche que debía parecer "femenino por dentro pero que evoque recuerdos del gangsterismo de los 20 por fuera, incluido un mentón masculino en el frontal del vehículo"
Como curiosidad, por primera vez la sociología se empleó aplicada al maketing de automoción con la incorporación al equipo de diseño del sociólogo francés de nacimiento [[Clotaire Rapaille]], que apeló al "cerebro reptiliano" cuna de los instintos, en busca de un supuesto código instalado en el consumidor americano y que no aparece en las encuestas de mercado; así el consumidor leería ese "código" inconscientemente en el coche que evoca el atractivo que los gagsters de los años 20 puedan tener en particular para el público femenino, con un coche que debía parecer "femenino por dentro pero que evoque recuerdos del gangsterismo de los 20 por fuera, incluido un mentón masculino en el frontal del vehículo"
 
ref>[http://www.forbes.com/forbes/2006/0703/044.html]
 
Las llantas de aleación de 16 pulgadas que alojan unos neumáticos 205/55, calzan adecuadamente al vehículo, y llenan un espacio importante en el PT Cruiser, que tiene una altura bastante elevada.
 
Usuario anónimo