Abrir menú principal

Cambios

sin resumen de edición
La diosa del amor está totalmente vestida y peinada, con los pliegues del un lujoso vestido blanco cayendo blandamente, lo mismo que sus rizos. Vigila atentamente el sueño del desnudo [[Marte (mitología)|Marte]], que está durmiendo, en una representación escultórica del desnudo masculino. El dios de la guerra se ha quitado su armadura y yace sobre su capa de color rojo; todo lo que lleva es un trapo blanco sobre los genitales. Se retrata aquí a un bello adolescente, encarnando la belleza ideal; esta figura puede considerarse como directamente precursora del [[La creación de Adán|Adán de la Creación]] en la [[Capilla Sixtina]].
 
Mientras, pequeños [[faunosátiro]]s juegan traviesamente con las armas, el [[yelmo]] y la armadura del dios de la guerra. Su pintura es uno de los primeros ejemplos en la pintura del [[Renacimiento]] que representa así a estos bulliciosos y lujuriosos seres híbridos.
 
Se ha pensado que este cuadro pudo reflejar los amores de [[Juliano de Médici]] y [[Simonetta Vespucci]], tal como los describe [[Poliziano]] en su ''Giostra''. Pero existen notables divergencias entre el poema de Poliziano y este cuadro del cual, realmente, sólo se tomaría la imagen de Simonetta, la Venus, tendida sobre un prado, ''"candida ella e candida la vesta"'' (blanca ella, y blanco su vestido); en sus mejillas aparecerían los síntomas de la [[tuberculosis]] que acabaría con ella a los 23 años. Por lo demás, actualmente se considera que Botticelli se inspiró en un antiguo [[sarcófago]] hoy en los [[Museos Vaticanos]] en el que estaban representados [[Dioniso|Baco]], el dios del vino, y [[Ariadna]] en actitud parecida. Los traviesos [[sátiro]]s fueron probablemente sugeridos por una descripción de la famosa pintura clásica ''Boda de Alejandro Magno con la princesa persa Roxana'', escrita por el poeta [[Literatura griega|griego]] [[Luciano de Samosata|Luciano]] en sus ''Diálogos''. Botticelli reemplazó a los [[putto|amoretti]] que Luciano describió jugando con las armas de Alejandro por pequeños sátiros. Los bulliciosos faunos forman parte del séquito de Baco, y tienen, de acuerdo con una antigua tradición, pequeñas piernas de cabra, cuernos y colas. La concha de [[Tritón (mitología)|Tritón]] que uno de los faunos está soplando junto a la oreja de Marte se usaba en tiempos clásicos como cuerno de caza. Pero no podrá perturbar al dios durmiente, como tampoco las avispas que están a la derecha del todo, junto a la cabeza del dios.
Usuario anónimo