Diferencia entre revisiones de «Reforma universitaria (Chile)»

m
Bot: Arreglando referencias y otros
m (Bot: Arreglando referencias y otros)
Los principios de la Reforma, sobre todo el ideal de compromiso entre universidad y sociedad, tuvieron onda repercusión. Ya se venían prefigurando en Chile en [[1912]], a partir de las acciones de solidaridad de los estudiantes de Medicina de la [[Universidad de Chile]] con los obreros del Norte, afectados por la [[peste bubónica]]. Luego, ya en 1918, la [[Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile]], FECH, creó la [[Universidad Popular Lastarria]], que tenía como fin educar a las clases trabajadoras.
 
Luego llega el año clave de [[1920]], en el que ocurre la fundación de la revista de la Federación, Claridad. que pretende "''aunar la labor de intelectuales y obreros''".<ref>Claridad; N° 1, 12 de octubre de 1920.</ref>. La organización comienza a perfilar una identidad [[Anarco-sindicalista|anarco-sindicalista]]. Es el año de Convención de la FECH, que se declara en lucha por "''obtener la representación de los estudiantes en los organismos directivos de la enseñanza, la autonomía económica de la Universidad, el Estado docente y educación nacional gratuita y laica''".
 
Enfrentando la contingencia nacional, la Federación denuncia -también en 1920- la falsedad de la llamada [[Guerra de don Ladislao]], una curiosa maniobra política-militar que, a partir de una supuesta amenaza bélica peruana, dispuso una movilización general de tropas para contrarrestar los movimientos sociales. Esta última intervención le valió a la FECH el ataque e incendio de su sede por turbas de nacionalistas, conservadores y católicos
====1944: Ciclo de avances en la U. de Chile====
 
En [[1944]] los estudiantes de Pedagogía de la Universidad de Chile vuelven sobre muchas demandas históricas de la Reforma Universitaria relacionadas con la vida institucional: creación de cátedras paralelas, modificación del plan de estudios, intensificación de la práctica docente y co-gobierno. El 31 de Octubre termina la huelga estudiantil de esa carrera con la aceptación por las autoridades de buena parte del petitorio. Así se abre un ciclo de fructíferas movilizaciones en en numerosas facultades de la misma institución.<ref>Natalia Cruces; Apuntes para una historia del movimiento estudiantil chileno.</ref>. Este proceso dejará por largas décadas a la Universidad de Chile en una situación muy adelantada, respecto a la realidad institucional de, por ejemplo, la [[Universidad Católica]].
 
Las victorias del movimiento estudiantil de 1944 serán seguidas de un período de desmovilización, que solo se romperá en [[1957]], con la decidida participación de la FECH en las protestas callejeras contra las alzas experimentadas durante el segundo gobierno de Ibáñez.
====Intervención militar de las universidades====
 
Desde el principio del período dictatorial, y como golpe de gracia a la Reforma, fueron intervenidas las instituciones de educación superior. El mismo día del golpe con asaltos militares y redadas en diversas sedes universitarias, que derivaron en detenciones masivas de estudiantes, académicos y funcionarios. Menos de un mes más tarde, se institucionaliza la política intervencionista con la designación de oficiales militares, en calidad de "rectores-delegados" investidos de poder total.<ref>Junta Militar; Decreto Ley n°50, 1 de Octubre de 1973.</ref>.
 
{{cita|"Tales rectores concentrarían la plenitud de atribuciones y funciones que, con anterioridad, detentaban las diversas autoridades colegiadas y unipersonales de las universidades chilenas".|'''Informe Rettig'''<ref>[http://www.fundacionpdh.org/lesahumanidad/informes/Informe-Rettig-tomo1.pdf Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación], tomo I, pág 52.</ref>}}
====Persecuciones====
 
Gran cantidad de estudiantes,académicos y funcionarios fueron exhonerados. Se persiguió a los estudiantes opositores al régimen, muchos de los cuales terminaron siendo víctimas de tortura o desaparición. Sin ir más lejos, el [[Informe Rettig]] señala que entre las principales víctimas de las masivas desapariciones forzadas se encontraron los dirigentes estudiantiles, "tanto de la enseñanza superior como de la media".<ref>[http://www.fundacionpdh.org/lesahumanidad/informes/Informe-Rettig-tomo1.pdf Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación], tomo I, pág 101.</ref>. La [[Comisión Valech]], por su parte, estableció, preliminarmente en su primer informe, que algo más del 15% de las personas que sufrieron "prisión política calificada" en Chile entre 1973 y 1990 (4.114 casos) eran estudiantes,<ref>[http://www.comisionvalech.gov.cl/informeValech/Capitulo7.pdf Informe de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura], pág 563</ref>, de los cuales una gran cantidad sufrió torturas. Se debe aclarar que esta cifra que no incorpora el aumento final de los "casos calificados", que se ha incrementado notablemente en los sucesivos informes complementarios de la Comisión. Aún no han sido publicada la tabulación de esos totales provisorios, en relación a variables tales como la condición de estudiante al momento de la detención.
 
Según la misma Comisión Valech, el porcentaje de estudiantes -dentro del total de los prisioneros políticos- fue aumentando exponencialmente a medida que transcurría el régimen. En 1973 un 12% de estos presos correspondía a estudiantes. En cambio, durante el periodo que va de 1978 a 1990 estudiar llegó a convertirse en la ocupación más común en los calabozos políticos (25% de los casos).<ref>[http://www.comisionvalech.gov.cl/informeValech/Capitulo7.pdf Informe de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura], págs. 571-572</ref>. Esta etapa (1978-1990) es la misma en que se implementan las medidas más radicales de contrarreforma en las universidades.
 
A partir de la implementación de esta contrarreforma, en 1981, se iniciará la práctica de la [[relegación]] de opositores a zonas aisladas, que fue especialmente a estudiantes universitarios.
La asociación establecida por la dictadura, después de la experiencia de la Reforma, entre el mundo universitario y la posibilidad de disidencia política o agitación social, será - por lo demás- la fuente de una decidida contrarreforma al modelo de educación superior, que tiene sus bases en la "Directiva Presidencial sobre la Educación Nacional" de 1979.
 
{{cita|"(alcanzar) la educación media, y en especial, la superior, constituye una situación de excepción para la juventud, y quienes disfruten de ella deben ganarla con esfuerzo... y además debe pagarse o devolverse a la comunidad nacional por quien pueda hacerlo ahora o en el futuro..."|'''[[Augusto Pinochet]]'''; carta al ministro de Educación, 1979 <ref>Augusto Pinochet; carta al ministro de Educación, Gonzalo Vial, anexa la "Directiva Presidencial..."; El Mercurio, 5 de marzo de 1979.</ref>}}
 
Como expresión máxima de esta política, la Junta Militar promulgó de una Ley General de Universidades en el verano de [[1981]], cuando los establecimientos se encontraban en receso estival. Esta ley decretaba la fragmentación en de las dos grandes universidades públicas (que tenían sedes en diversas provincias), con el doble fin de atomizar cualquier movimiento estudiantil y descentralizar la gestión. Así, los planteles fueron segmentados en pequeñas universidades regionales y temáticas. La U de.Chile y la UTE terminaron subdivididas en 16 universidades. La U. de Chile conservó solo sus sedes santiaguinas y fue despojada de las carreras de Pedagogía, que eran consideradas un bastión histórico de la izquierda.
185 543

ediciones